Las Tunas, Cuba. Sábado 23 de Septiembre de 2017
Home > El mundo > IV Seminario de Paz define pautas y aviva la esperanza

IV Seminario de Paz define pautas y aviva la esperanza

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Yadira Cruz Valera
Prensa Latina

Guantánamo, Cuba.- Importantes temas de interés global para la paz y la estabilidad mundiales fueron debatidos durante el recién concluido VI Seminario Internacional por la Paz y Abolición de las Bases Militares Extranjeras.

Este año el evento tuvo dos particularidades, se celebró en medio de una coyuntura política especial, debido al momento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, y provino precisamente de este último país la delegación más amplia, con 109 miembros.

Lea más: Cuba

Ambas circunstancias determinaron que la cuarta edición se convirtiera en una de las más importantes celebradas hasta ahora y marcara las pautas para próximas jornadas, según manifestó a Prensa Latina Silvio Platero, presidente del Movimiento Cubano por la Paz.

Como es costumbre desde 2008, Guantánamo, provincia del extremo oriental donde se encuentra enclavada la base naval más antigua que posee Estados Unidos fuera de su territorio, es la sede del conclave donde pacifistas de todo el mundo asisten para exponer sus criterios acerca de los peligros que amenazan a la humanidad.

CESE DEL BLOQUEO Y DEVOLUCIÓN DE BASE

Entre las intervenciones, la delegación estadounidense atrajo significativamente la atención de los asistentes y de la prensa.

Cabe destacar la de la Coronela (r) Ann Wright, quien se pronunció por la abolición de las bases militares y denunció el aumento de la presencia militar de Estados Unidos en el mundo.

Al iniciar su intervención, la pacifista ofreció disculpas al pueblo cubano en nombre de su delegación.

«Nos disculpamos por la continua presencia de la Base Naval de Estados Unidos aquí en Guantánamo; la prisión militar estadounidense ha puesto una oscura sombra sobre el nombre de la hermosa ciudad de Guantánamo», afirmó.

«La base de Guantánamo es una daga encajada en el territorio cubano; no hace falta esa base como parte estratégica de Estados Unidos, porque está solo a 90 millas; es que no les gusta la Revolución y quieren tener este puñal clavado en el corazón de la tierra cubana», puntualizó.

Wright, quien por más de 40 años sirvió al gobierno de su país, como militar primero y luego como diplomática, expuso con ímpetu y claridad que el Bloqueo a Cuba es violento, inhumano y debe cesar.

Mientras, exigió el cierre de la base naval de Guantánamo y su devolución a su legítimo dueño, el pueblo cubano.

«El gobierno de los Estados Unidos debería resarcir a Cuba de más de un trillón de dólares por los daños que ha ocasionado este bloqueo a su pueblo y a su economía», recalcó durante su intervención.

Para Nancy Kohn, miembro del Comité Internacional por la Paz, la Justicia y la Dignidad de los Pueblos, la política de Estados Unidos contra Cuba no ha cambiado.

«Las conversaciones que se producen pueden ser más suaves, pueden aderezarlas, pero al final, su objetivo de derrocar al Gobierno cubano sigue siendo el mismo», especificó.

Frida Merrigan, una ama de casa neoyorkina, integrante del Grupo Stop Torture (Detengan la Tortura), que congrega a personas de todo el mundo, relató las acciones que desde hace diez años viene realizando esa organización para exigir el cierre y la devolución del enclave militar de Guantánamo y el cese del Bloqueo.

La cárcel ubicada en ese recinto castrense está catalogada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, como uno de los más importantes retos a enfrentar en el continente americano, y en su interior se encuentran más de cien detenidos por sospechosa de terrorismo, 52 de los cuales nunca fueron acusados de delito alguno.

Ese centro, según la fuente, es uno de los más caros del mundo, cuyos gastos ascienden a más de tres millones de dólares anualmente, por cada detenido.

La devolución de la base y el cese del bloqueo fueron los dos temas más discutidos y los de mayor consenso por parte de los participantes.

ARMAMENTISMO Y BASES MILITARES

Las armas nucleares y el aumento de la carrera armamentista, signaron algunas de las sesiones del IV Seminario y avivaron la polémica sobre la inestabilidad de la paz mundial.

La conferencia sobre desarme nuclear impartida por el investigador cubano Leyde Rodríguez, mostró los desafíos que enfrenta la humanidad ante el incremento desproporcionado de toda la maquinaria armamentista de Estados Unidos y las potencias occidentales.

Rodríguez exhorto a desmontar el mito propagandístico que venden las grandes trasnacionales de la comunicación, de que vivimos en un mundo más seguro.

«La principal amenaza a la paz y la seguridad internacional sigue radicando en la existencia de armas nucleares en continuo perfeccionamiento», expresó.

Nos quieren hacer creer que en la llamada postguerra fría estamos en un mundo más estable y eso no es cierto, puntualizó; es necesario concientizar y movilizar a los pueblos en la lucha contra el armamentismo.

«El fracaso de las Conferencias sobre Desarme y la de No proliferación Nuclear, los grupos terroristas incontrolables -creados por Occidente-, las 16 mil 500 armas nucleares existentes, son ejemplos preclaros de lo que está sucediendo», puntualizó el investigador durante su conferencia, ampliamente aplaudida por los delegados.

Rodríguez concluyó recordando que la política exterior cubana ha partido siempre del principio del «Desarme General y Completo», pues el armamentismo es un fenómeno que amenaza la paz mundial y contra él debemos luchar.

La política injerencista de los Estados Unidos, sus aliados de Occidente y la OTAN, fueron otros de los tópicos analizados.

Al respecto, el embajador de Ecuador en Cuba, Edgar Ponce, comparó a Washington como un gran monstruo, cuyos tentáculos son esas bases de las cuales se sirve el imperio para saquear a los pueblos del continente y mantener el control de recursos tan importantes como el agua, el gas o el petróleo.

La solidaridad con la justa causa de los pueblos palestinos y saharaui, el rechazo a las agresiones contra Siria y la campaña mediática contra Venezuela, constituyeron también focos de atención.

Igualmente manifestaron su decisión de seguir apoyando la lucha de Puerto Rico, para terminar con esa y otras formas modernas de colonización, y reafirmaron su apoyo a la integración latinoamericana.

Reiteraron su confianza en la solución definitiva del conflicto interno colombiano, mediante la aplicación de los acuerdos aprobados en fructíferos diálogos de paz que se llevan a cabo en La Habana.

La iniciativa de declarar a América Latina y el Caribe como Zona de Paz, fue ampliamente respaldada en el conclave, cuya declaración final, aprobada por unanimidad, reflejó los temas debatidos.

Para sus organizadores este VI Seminario Internacional por la Paz y Abolición de las Bases Militares Extranjeras, dejó bien clara la determinación de los movimientos pacifistas de luchar por la paz y construir un mundo libre de armamentos y bases militares.

En exclusiva a Prensa Latina, María Do Socorro Gómez, presidenta del Consejo Mundial de la Paz, expresó que durante esos días había crecido en todos los participantes la conciencia sobre la necesidad de cerrar definitivamente esos enclaves, comenzando por el de Guantánamo, que es el más antiguo que posee Estados Unidos fuera de su territorio.

Nos marchamos con la determinación de seguir luchando contra el terrorismo y todas las formas de genocidio existentes, como las que se comenten hoy contra los pueblos de Palestina, Siria y la Replica Saharaui, puntualizó a PL la pacifista brasileña.

Han sido fructíferas jornadas de trabajo, de debate y reflexión, lo cual tiene un valor incalculable, recalcó, porque estuvimos intercambiando activistas de todos los confines del planeta.

«En un mundo donde a diario vemos tantos crímenes y tanto genocidio, llena nuestros corazones que cientos de personas hayan dedicado parte de su tiempo a pronunciarse a favor de la paz y por la solidaridad», indicó.

Socorro expresó que no quería irse sin agradecer al Movimiento Cubano por la Paz y al Instituto Cubano de Amistad y Solidaridad con los pueblos, por la preparación de este evento que ya llegó a su cuarta edición.

Quiero reconocer al pueblo de Cuba y en especial a los guantanameros y la dirección de la provincia por la grata acogida y por todas las atenciones recibidas durante nuestra estancia acá.

Me marcho de esta ciudad con la esperanza y la determinación de que vamos a construir un mundo pacífico, sin armas nucleares, ni bases militares, concluyó. (Prensa Latina)

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


− dos = 2