Y se alzó Santiago

alzamiento-stgo-cuba-periodicoLas Tunas.- La mano de Frank País García, el hijo bautista de Santiago de Cuba, está inscrita, como acero y asta, en el alzamiento del 30 de noviembre.
Y es que el  día aquel en el que la ciudad héroe despertó a las siete  de la mañana con el ruido de la metralla ardiendo en sus calles y Fidel Castro dijo, desde el yate Granma, que hubiese  querido que  le  salieran alas, está enganchado en lo bravo de la Historia de Cuba.
Lea más: Alzamiento del 30 de noviembre
Tres hombres perdieron la vida en  las calles: Tony Alomá, Pepito Tey y Otto Parellada;  muchos otros despertaron y nunca más fueron los mismos después de aquella jornada  que había sido preparada  por Frank y Fidel con meticulosidad absoluta y que no puedo cumplir a cabalidad su objetivo por la mala fortuna del tiempo y los azares tercos de aquella travesía en el Yate más famoso de la Historia  de Cuba: el Granma.
Ese día, por primera  vez,  se vistió el uniforme verde olivo del Ejército Rebelde y también fue la primera vez en la que los brazaletes del M-26-7 se mezclaron  con la gente simple  de la convulsa y delirante  Santiago de Cuba.
Cuentan que las puertas  de las casas se abrieron para socorrer a los heridos, sin importar credos y cobardías; dicen que las ventanas se abrían, primero con recelo  y después hasta con ribetes de complicidad y orgullo mientras pasaban los carros gritando Viva Cuba Libre!  y Abajo Batista!
Aseguran que en varios puntos de Cuba se hicieron acciones similares para apoyar igualmente  el desembarco de los expedicionarios y que el Tirano no pudiese enviar refuerzos a Santiago;  en Las Tunas y en Puerto Padre, también hubo lo suyo.
LO cierto es que, otra vez,  es 30 de noviembre, el día del alzamiento de Santiago, la fecha que hay que recordar en la Historia  de Cuba como preludio del 2 de diciembre de 1956, tiempo de semilla gestándose y una Cuba por venir.
/ymp/
Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter.
 
 
 

Artículos relacionados

Las Tunas, miradas múltiples

Tania Ramirez

Copo del Chato, cuando el rio se tiñó de sangre

Tania Ramirez

Toma de Las Tunas, orgullo de los tuneros de todos los tiempos

Tania Ramirez

Escribir Comentario