Lecturas

Lourdes Pasalodos: mi literatura es como una especie de arqueología

Lourdes Pasalodos: mi literatura es como una especie de arqueología
Lourdes Pasalodos: mi literatura es como una especie de arqueología
Escuche declaraciones de Lourdes Pasalodos:

«…Cuidar significa  implicarse  con  las  personas  y  las  cosas,  darles  atención,  colocarse  junto  a ellas,  sentirlas  dentro  del  corazón,  entrar  en  comunión  con  ellas,  valorizarlas  y comprenderlas en su interioridad».

Así versa uno de los mensajes de la escritora Lourdes Pasalodos, quien se alzó con el premio de narrativa Guillermo Vidal con su obra Como eras entonces, una novela que a juicio de su autora resulta «una valoración de lo que significa el amor, la amistad, lo que significa la solidaridad, una novela que es un canto al amor, fundamentalmente un canto a la amistad.

«Como era entonces parece que llega con retardado a los lectores. Se inscribe en el boom que hubo en los 90 de literatura femenina en las que las mujeres escritoras empezaron a sacar a flote los temas del período especial, las carencias, y los temas del esfuerzo del sacrificio», puntualizó en un dialogo exclusivo con esta autora.

«Yo tenía todo eso dentro de mí y lo fui sacando poco a poco, pues escribí esa novela en medio de una situación personal muy difícil dos perdidas familiares, mi hermano mayor y mi madre»

La obra hace un recorrido desde los años 70 y llega hasta el 99, recrea los años glorioso de la revolución, la zafra, los trabajos voluntarios, «revela de todos los grandes esfuerzos que hicimos las mujeres con la doble jornada y termina en su etapa inicial cuando comienza el siglo XXI. Luego comienza otra historia que está dedicada a otros amigos que ya no están, que murieron, personas que quise entrañablemente y que ya no están».

«La novela es un recorrido desde mi perspectiva de escritora y de mujer, una mirada a Cuba en esos años, por ello el título Como eras entonces, esta Cuba y sus personajes, fundamentalmente las mujeres», detalló en su conversación directa por vía telefónica.

«No me propuse hacer una novela feminista, salió sola desde el punto de vista femenino, son los avatares de un grupo de mujeres jóvenes, profesionales, periodistas todas. Tiene como casi la literatura mucho de autobiográfico y muchísimo de ficción».

Ganar el premio de narrativa Guillermo Vidal se ha convertido en uno de los lauros importantes para los escritores de esta nación, y es que precisamente eso tiene que ver con el nombre que lleva este certamen Guillermo Vidal Ortiz, reconocido como uno de los literatos que revolucionó la novela cubana de finales del XX y principios del XXI.

Muy pocos escritores han sido agraciados con este lauro en cualquiera de sus dos categorías (cuento y novela) desde que se lanzó su primera convocatoria en el 2006 y hasta la fecha. Y con seguridad Lourdes Pasalodos ponía su fe en ello a partir de la incitación de una de sus amigas Amanda Fleites, hija del poeta Alex Fleites.

«Ganar el premio de narrativa Guillermo Vidal es importantísimo, los escritores para escribir una novela saben que deben llenarse de aire los pulmones, que requiere mucho tiempo y dedicación, un premio es el coronado durante tanto tiempo de ese esfuerzo.

«A mí me parece que siempre me toca escribir en circunstancias difíciles, por suerte me ayuda el periodismo. Es un premio más que a la obra misma a los lectores quienes serán los que dirán si vale o no el esfuerzo, algo que ya avala el jurado que reconoció esta obra.

«Es un honor que este premio llegue desde Las Tunas, soy habanera pero soy cubana amantísima del oriente del país, pienso que casi todas las cosas grandes que han pasado en nuestro país han venido desde el 0riente, además pasé mucho tiempo esperando que pasara algo importante con esta novela. Este premio es una motivación más para seguir trabajando».

Este libro se suma a la producción literaria de Lourdes Pasalodos quien combina el periodismo y la escritura, y que incluye anteriormente títulos como En el nombre del hijo, un cuaderno aborda la importancia de la figura paterna en la vida de las personas y subraya las consecuencias negativas que el descuido o el abandono total o parcial ocasiona a la descendencia.

«Actualmente estoy trabajando en mi segunda novela que aborda el tema latinoamericanista sobre las guerrillas en América Latina en los años 70, una historia de amor que tiene que ver con lo que ha sido la vida de los cubanos también. Mi literatura es como una especie de arqueología, yo ficciono a partir de la realidad y la historia de Cuba, no hago historia, hago ficción pero con apego a esas cosas tal vez por mi condición de periodista».

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter.

 

Artículos relacionados

Festival de Cine de La Habana enfoca sus orígenes y hacia el futuro

Redacción Tiempo21

La Carta Magna, expresión de la justicia social de la Revolución

Redacción Tiempo21

Fidel Castro, el comunicador que conocimos

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


6 − = dos