Las Tunas, Cuba. Martes 26 de Septiembre de 2017
Home > Opinión > Visiones diferentes en encuentro de economistas en Panamá

Visiones diferentes en encuentro de economistas en Panamá

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Osvaldo Rodríguez Martínez
Prensa Latina

Panamá.- Los delegados e invitados al XIII Encuentro Internacional de Economistas sobre integración, globalización y problemas del desarrollo, realizado en Panamá, retornan a sus países tras participar en debates donde visiones diferentes enriquecieron el análisis global de la economía.

Desde la escuela neoliberal hasta enfoques basados en los clásicos del marxismo, la tribuna fue ocupada en cada turno por ponentes de alto nivel científico, quienes expusieron hipótesis, ideas, analizaron estadísticas y dejaron la satisfacción de dominio del tema abordado.

La selección de Panamá como sede del evento tomó en cuenta la estabilidad de su economía, que se caracteriza principalmente por los servicios, entre los que se cuenta el comercio y la logística como pilares fundamentales que tienen en el Canal de Panamá el puntero de esa rama.

Sobre la economía del país anfitrión, Fernando Aramburu, quien preside la comisión Visión País de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas, aseveró en uno de los paneles que la proyección creada por ellos pretende construir un consenso a nivel de toda la sociedad, más allá del partidismo.

En un enfoque clásico de la escuela neoliberal, el ponente, quien dijo no ser economista, lanzó lo que llamó una hipótesis acerca de un grupo de naciones latinoamericanas que siguieron algunas recetas comunes.

Tales aspectos compartidos son mayor apertura económica, competencia e inversión nacional y extranjera, señales claras en sus políticas económicas y consistentes en permitir la diversidad: estos países crecieron con mayor dinamismo que el resto del continente, afirmó.

Para respaldar su teoría llamó la atención de que tales condiciones las cumplieron Panamá, Perú y Colombia, quienes encabezan el crecimiento en Latinoamérica, lo que contrapuso a economías como las de Venezuela, Argentina y Brasil, y llamó al desempeño de Ecuador como «una excepción».

Al particularizar el caso de su país, señaló que la debilidad principal es la educación y posteriormente en diálogo con Prensa Latina, aseguró que la solución sería una gestión público-privada de las escuelas con una suerte de organización no gubernamental, que negó sea una propuesta de privatización.

A este discurso donde subyace la defensa a la economía de mercado, se enfrentan las opiniones vertidas a Prensa Latina por otro ponente, Hugo Varski, asesor de la Cancillería de Argentina, quien refirió que la integración continental nació con perfil económico, pero incorporó otros aspectos sociales, educativos y culturales.

Esto hizo que tales procesos fuesen más inclusivos que el propósito original, porque se trató de la búsqueda de sumar capacidades para poder negociar con el mundo en mejores condiciones, explicó.

Igualmente el economista cubano José Luis Rodríguez, asesor del Centro de Estudios de la Economía Mundial de La Habana, presentó un enfoque diferente al hacer una lectura a la situación de la comunidad regional, la cual «logró neutralizar hasta cierto punto el impacto de la crisis del 2008-2009», aseguró a Prensa Latina.

Varios factores permitieron ese desempeño, según el experto, entre ellos el alza de precios de las materias primas, particularmente el petróleo, también la fuerte demanda china en esos años, cuando era ya el primer socio comercial de Brasil, Chile y Argentina.

El gigante asiático atrajo muchas exportaciones latinoamericanas en un momento en que se contraía la economía mundial, precisó.

Una visión enfrentada al neoliberalismo mostró Rodríguez, al señalar como elemento a tener en cuenta los gobiernos de orientación socialista como Bolivia, Ecuador y Venezuela, acompañados de progresistas como Brasil y Argentina.

El economista consideró que los mismos realizaron políticas de redistribución de ingresos y apoyo social, las cuales junto a un crecimiento económico favorable, cambió el panorama de la pobreza en el continente.

Los análisis justificaron la validez de retomar este tipo de encuentros surgidos en La Habana en 1999, con el líder de la Revolución cubana Fidel Castro como principal impulsor, y que hasta el 2010 crearon un escenario propicio para buscar consensos sobre los complejos problemas de las relaciones económicas mundiales.

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


+ 2 = tres