Las Tunas, Cuba. Martes 21 de Noviembre de 2017
Home > Salud > Historias de médicos cubanos en Swazilandia: la única neonatóloga

Historias de médicos cubanos en Swazilandia: la única neonatóloga

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Deisy Francis Mexidor
Prensa Latina

Mbabane.- La doctora cubana Zulema Marrero es hoy la única neonatóloga que tiene Swazilandia, nación del cono sur de África con una población aproximada de un millón 200 mil habitantes.

Por eso, cuando de ella se habla entre sus compañeros, se dice que la «profe es una especie de referencia nacional» y la especialista, con modestia, sonríe.

«Es un reto grande», confesó esta profesional con más de 27 años de experiencia en entrevista con Prensa Latina en Mbabane, donde presta sus servicios como parte de la brigada médica de la isla que, justamente, está cumpliendo su décimo aniversario en noviembre.

Para Zulema es su segunda misión en tierra africana -antes estuvo en Guinea Ecuatorial- «y es para mí una experiencia enriquecedora y muy interesante».

Le impacta y sorprende «la alta tasa de mortalidad infantil imperante (alrededor de 70 por cada mil nacidos vivos), porque no hay un programa materno infantil como en nuestro país, que dé prioridad y evalúe tanto el trabajo asistencial en la atención primaria como secundaria a la embarazada y al niño».

Como pediatra en función de neonatología ha tenido que enfrentar «casos de niños y neonatos graves que sin condiciones adecuadas hemos logrado salvarles la vida aplicando parte de nuestra experiencia y protocolos de tratamientos formados en Cuba».

Entonces la reportera recurre al trabajo presentado por la doctora Zulema junto con su colega Teresa Rodríguez, en la primera Jornada Científica de los Cooperantes cubanos celebrada en suelo swazi.

Una recién nacida de un día de vida de la región de Piggs Peak, que resultó de un parto por cesárea y pesó de 2,25 kilogramos. Tenía las asas intestinales fuera de la cavidad abdominal, sin presentar otras anomalías asociadas.

«La recibimos en el Hospital de Mbabane por los cirujanos donde inmediatamente lo llevamos al salón de operaciones. Por ser una herniación grande no se hizo un cierre total del defecto», explicó la doctora Marrero.

Cuenta al detalle cada uno de los cuidados en los procederes y el traslado posterior hacia la sala de neonatología. «Durante este proceso que duró alrededor de tres semanas la recién nacida comenzó a hacer fiebre, con compromiso hemodinámico».

«A las cuatro semanas de vida, por su evolución satisfactoria, se pudo introducir totalmente el intestino herniado dentro de la cavidad abdominal y hacer el cierre total de la pared abdominal», subrayó con satisfacción.

Se comienza después «con la alimentación de forma paulatina, la cual nos fue difícil por su tolerancia, pero alrededor del mes y medio se logra su alimentación normal. Le dimos el alta para su casa con dos meses».

Por eso, en la conclusión de su trabajo científico, hay una foto sonriente de una niña que en este instante lo ignora todo, pero en un futuro, cuando tenga conciencia, tendrá que dar gracias por su vida al desvelo de los médicos cubanos.

La doctora Zulema Marrero confiesa que «a eso hemos venido. A salvar vidas». Ella forma parte del equipo de 11 colaboradores la isla que laboran en seis regiones del pequeño reino de Swazilandia, una representación de esos más de 50 mil que brindan su aporte en 68 naciones del mundo.

Ahora su alegría mayor, por estos días en que anda lejos de casa, fue la sorpresa de la medalla Manuel Piti Fajardo que recibió, entre otros méritos, por su compromiso con la profesión y sus más de dos décadas y media en el sector de la Salud Pública en Cuba.

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


siete − 7 =