Las Tunas, Cuba. Lunes 20 de Noviembre de 2017
Home > Cultura > La magia, un arte de múltiples ilusiones para los jóvenes

La magia, un arte de múltiples ilusiones para los jóvenes

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Eric Díaz (Tiempo21/Foto:Angeluis)

Erick Díaz integrante de la compañia Sueños Mágicos participa en las jornadas competitivas del festival Ánfora. (Tiempo21/Foto:Angeluis)

Las Tunas.- La magia nos cambia la vida, así escuche a uno de los jóvenes quienes le imprimen nuevas energías, elegancia y aires de modernidad a la magia que se realiza en Cuba, y a ello ha contribuido el Festival de Magia Ánfora  de Las Tunas, que realiza su vigésima edición con el concurso de experimentados y noveles creadores.

Precisamente este año el Festival  deja a los más nuevos una puerta abierta a nuevos sueños y experiencias, y más para quienes desde la compañía Sueños Mágicos hoy se forman y presentan la práctica adquirida, que sustituye la formación en la escuela de magia del Circo Nacional, desaparecida, y que luego resurgió con el Teatro Apolo y el Taller Harry Potter.

«La magia es muy importante para mí, pues desde que empecé en el Taller de Magia con el Maestro Gardini (Belarmino Domínguez Almaguer),  me interesé mucho más, y principalmente por las pequeñas ilusiones aunque me gustan también las distintas variedades y modalidades de la magia», dialogaba Eric Díaz, quien en un futuro pretende pertenecer a la compañía de los adultos de Sueños Mágicos.

«El Festival Ánfora es importante para los jóvenes  porque es un espacio en el cual se observan cosas nuevas, hay un real intercambio con magos y se adquieren  nuevas experiencias que podemos confrontar con nuestros repertorios, para realizar novedades  y transformaciones en nuestros números,  por ello la magia nunca va a desaparecer»,  aseveró Díaz quien con solo 17 años  arrebata prolongados aplausos entre los más experimentados en este arte en la nación.

Otro de los nuevos relevos que despunta en el arte de las grandes y pequeñas ilusiones resulta Ronel Rosales Denis, quien comparte su destreza en la manipulación, y aparecen abanicos, sombrillas, pelotas y cartas entre sus dedos, que sobrenaturalmente se adaptan, doblan y acogen en su interior los más insospechados trucos.

Ronel Rosales atrapó la atención del público tras su número de manipulación.  (Tiempo21/Foto: Angeluis)

Ronel Rosales atrapó la atención del público tras su número de manipulación. (Tiempo21/Foto: Angeluis)

«Me siento muy agradecido, es  algo  muy importante representar a mi compañía Sueños Mágico y el Taller Harry Potter, de La Habana, que me abrió las puertas a la actuación. Hoy puedo estar aquí entre quienes practican la magia, nunca imagine venir a este evento», comentó Rosales Denis quien se acercó a la magia por casualidad y hoy es uno de los talentos que cursa el segundo año y que promete ser un excelente mago a juicio de su director Belarmino Domínguez Almaguer (Mago Gardini).

«Ánfora para los más jóvenes magos significa  una oportunidad para demostrar esa habilidad que uno crea y consolida entre los magos que cada año hasta aquí llegan, es increíble.

Belarmino Domínguez Almaguer (Mago Gardini). (Tiempo21/Foto: Angeluis)

Belarmino Domínguez Almaguer (Mago Gardini). (Tiempo21/Foto: Angeluis)

El taller Harry Potter, resulta pues un espacio con cinco años dedicado a la formación de esos niños mayores de 12 años, «es el futuro nuestro, aunque casi también el presente, porque la mayoría de los magos de Cuba pasamos ya los 50 años y más», ratificó el Mago Gardini.

«El desenvolvimiento escénico de estos jóvenes viene a iluminar la nueva magia que hemos preparado durante tres años con elementos de actuación, voz, dicción, danza y teatro, para ampliar la preparación desde el punto de vista técnico de la magia.

Lea más: La magia un mundo de experiencias

«El Taller actualmente cuenta con estudiantes en primer, segundo y tercer año con una capacidad limitada de estudiantes, pero que permite la incorporación años tras años de nuevos talentos, un proyecto hoy de lo que fue la escuela de magia del Circo Nacional de Cuba que desapareció, pero que ahora se nutre de todas esas variedades porque son magos con habilidades como equilibristas, malabaristas, trabajan los monociclos y como payasos también», comentó este conocido ilisionista de Cuba quien se muestra orgulloso del trabajo logrado  y que en esta edición del Ánfora recibe los elogios de otros magos del país por la actuación de los talentos juveniles que se presentan en competencia.

La magia los envuelve a todos, los entrega a un camino de total complicidad con el público, a ese que deben sorprender, llevar de mano junto a ellos entre el misterio de lo que sucederá o tan simple de reconocer tras su actuación la verdadera esencia de la magia, un arte de múltiples ilusiones.

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yami Montoya

Editora. Periodista, Máster en Ciencias de la Comunicación, profesora universitaria. Es amante de la paz, del amor y la familia y se siente orgullosa de su país. Su mayor tesoro es su hija Amanda y le hace feliz un Quijote, los amigos, la poesía y la música. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba y ha sido premiada en varios concursos. yamileym@enet.cu

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


+ 3 = cuatro