Las Tunas, Cuba. Viernes 22 de Septiembre de 2017
Home > Especiales > Gente > Larvas y mariposas en las manos de una mujer

Larvas y mariposas en las manos de una mujer

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Larvas y mariposas en las manos de una mujerJobabo.- Cada vez que escucha hablar sobre el Vidatox, medicamento para pacientes con cáncer, Olga Mojena Labrada, quien reside en este municipio, sonríe en su interior y recuerda las largas horas que dedica a su trabajo, por las que se siente útil y virtuosa.

Es tan humilde que a veces pasa desapercibida, a pesar del importante aporte que hace cada día en el Centro de Reproducción de Entomófagos y Entomopatógenos, CREE, de la sureña ciudad, perteneciente a la sucursal del Grupo Empresarial Labiofam.

Ella es sencilla y de complexión delgada; pero, se crece con esfuerzo y dedicación para garantizar el nacimiento y el engorde de las galerias, alimento básico para los alacranes del escorpionario de la provincia de Las Tunas.

«Es un proceso muy difícil.  Sin embargo, lo hago con mucho gusto porque me encanta mi trabajo.  No pierdo tiempo, siempre estoy haciendo algo para que las cosas salgan bien».

Y así es a juicio de sus compañeros, quienes la miran con agradecimiento y con el orgullo por la importante contribución que nace de sus manos; una labor sistemática que no borra su sonrisa ni la dulzura de su voz.

«Tengo varias jaulas, con las mariposas. A veces se me escapan; pero, no las pierdo, qué va.  Cuando eso ocurre, me subo en una silla o en una banqueta y las recojo con tubos de ensayo.  Recolecto los huevos cada dos días y los mido en una pesa digital.  De unos 50 miligramos me nacen cerca de mil larvas».

Organizados en estantes, muchos envases atesoran huevos y larvas, en diferentes etapas, y a los 25 días se efectúa la entrega a los compradores.

«En cada tarrina, un tipo de recipiente plástico, pongo 150 gramos de una dieta compuesta por harina de maíz, harina de soya, torula y aflecho, más miel de abejas.  Se mezcla bien y se incorporan los huevos.  A los 10 días, ya con las larvas nacidas, se prepara una dieta con un kilogramo y medio de materia prima y se ponen en bandejas hasta alcanzar el tamaño adecuado para la venta.

Pocas personas se atreven a trabajar con insectos, y menos con las larvas, que resultan repulsivos para la mayoría, no así para Olga.

«Nunca les tuve asco.  Ahora trabajo para Labiofam pero antes había visto las galerias, aquí mismo en el CREE.  Soy la única que las atiendo pero a veces cuento con la ayuda de otra compañera, quien me da una mano cuando me ve muy complicada.  Me gustaría preparar a alguien que se quede cuando yo no pueda estar».

El día que se despide de sus galerias es el más difícil porque luego del adiós comienzan nuevas tareas.

«Imagina. Se sacan cien mil semanalmente.  Cuando se llevan los insectos, tengo que cogerlos uno a uno y depositarlos en los contenedores.  Después me dispongo a lavar vasijas y limpiar los estantes. Luego preparo la comida y todo se debe mezclar muy bien, amasarla… Lo más duro es el dolor en las manos, y también en los pies por estar trajinando el día entero».

Se cansa y es normal que eso ocurra; pero, cree en la utilidad de su trabajo de ocho horas, rodeada de larvas, mariposas y crisálidas para garantizar el alimento a los escorpiones que producen toxinas anticancerígenas.

Camina por las calles de Jobabo como una persona más, con sueños y aspiraciones; pero, satisfecha y decidida a seguir aportando conocimientos, fuerza y experiencia.

«Lo que hago es muy bonito porque gracias a mis manos se alimentan los escorpiones y ellos dan las toxinas para el medicamento que toman los pacientes con cáncer».

/mdn/

Comenta con nosotros en Facebook y síguenos en Twitter

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yenima Díaz Velázquez

Periodista. Máster en Ciencias de la Comunicación. Fue jefa de Redacción y subdirectora del Sistema de Radio en la provincia de Las Tunas. Como reportera se destaca por su sensibilidad para las historias de vida a través de entrevistas. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. Ama por sobre todas las cosas a sus hijos Johana y Oscarito, le facsina el color verde y es amante de la naturaleza, la música. Para ella el amor abre cualquier puerta y la amistad es un puente para sustentar la vida. yenimadv@enet.cu Blog: http://www.soydelastunas.blogspot.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


ocho × 1 =