Salud

Diabetes Mellitus, ¿puede prevenirse?

 La Diabetes Mellitus es una enfermedad panmetabólica crónica, incluida entre las enfermedades crónicas no transmisibles. (Foto: Juvenal Balán)

La comida chatarra, el sedentarismo, la obesidad y el consumo de sustancia nocivas, influyen de manera drástica en la aparición de un grupo de enfermedades metabólicas como la Diabettis Mellitus, una afección degenerativa que provoca graves afectaciones en diversos órganos internos.

A pesar de que la historia genética marca la herencia o el desarrollo de la Diabetes, el ser humano propicia su evolución y depende en gran medida de los factores de riesgo relacionados con el estilo de vida, tales como sobrepeso, hipertensión arterial, aumento o descensos bruscos de peso corporal, sobrepasar los 45 años de edad, antecedentes familiares de diabetes, diabetes en el embarazo o colesterol elevado.

Retinopatía diabética, insuficiencia renal, enfermedades cardiovasculares, junto a otras complicaciones son algunas de las afecciones asociadas que propicia este padecimiento degenerativo y hereditario, que al cierre de 2014 la Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó una prevalencia de 382 millones de diabéticos en el orbe, cifra que se estima sobrepase los 592 millones para el 2030.

¿Qué es la diabetes?

La mayor parte de los alimentos que comemos se convierten en  glucosa, y el páncreas, uno de los órganos cerca del estómago, produce una hormona llamada insulina para  ayudar al cuerpo a utilizar la glucosa. En las personas con diabetes, no hay producción suficiente de insulina o ésta no funciona bien, lo cual trae como consecuencia, que el contenido de azúcar o glucosa en la sangre aumente.

«Tras evaluar a cualquier paciente que incluya tres  factores de riesgos  se le indica la realización de una glucemia, un análisis de rápida realización a partir de los niveles de azúcar en sangre, con una sola gota, con fin de descartar la aparición de la Diabetes Mellitus, una enfermedad que cada año eleva la cifra entre los cubanos», afirmó la diabetelóga Isabel García, estudiosa de las complicaciones que provoca esta enfermedad por más de 10 años.

Cuba aúna esfuerzos en la prevención y educación sobre este padecimiento con la habilitación de consultas multidisciplinarias a pacientes diabéticos en los Centros de Atención y Educación al Diabético distribuidos por las provincias del país, para la atención no solo a los pacientes dispensarizados pues se procura también educar a la familia.

«Diagnosticar tempranamente y tratar a las persona con tendencia a la diabetes, en las consultas en la Atención Primaria de Salud, se pueden reducir las probabilidades de que una persona contraiga diabetes así como extender el debut de esta patología en personas que como factor hereditario pueden llegar a padecerla, modificando sus estilos y hábitos de vida.

«La nación cubana ha logrado la comercialización en su red de farmacias de equipos para el control y seguimiento de la glicemia, con los glucómetros, un producto tecnológico garantizado a todo paciente diagnósticado como Diabético».

Lea más: 10 datos sobre la diabetes

La tasa de prevalencia de esta enfermedad aumenta debido a factores de riesgo asociados a la obesidad, los bajos niveles de actividad física y el tipo de alimentación.
La tasa de prevalencia de esta enfermedad aumenta debido a factores de riesgo asociados a la obesidad, los bajos niveles de actividad física y el tipo de alimentación.

La Diabetes incluye entre sus principales afecciones el deterioro progresivo de órganos como los riñones, el páncreas, además de afectar la visión y la sensibilidad, así como otras complicaciones como la retinopatía diabética, insuficiencia renal, enfermedades cardiovasculares, afecciones asociadas que propicia este padecimiento degenerativo y hereditario, que a inicios de 2015 la Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó una prevalencia de 382 millones de diabéticos en el orbe.

«La provincia de Las Tunas tiene  unos 18 mil 700 personas diagnosticadas con la Diabetes, quienes en el territorio como en toda Cuba reciben interconsultas para el seguimiento oportuno y la educación terapéutica, no solo del pacientes sino de sus familiares en los centros para diabéticos», señaló la especialista quien labora en multiples investigaciones relacionadas con las Úlceras de Pie Diabéticos.

En el país se garantizan las consultas de endocrinología para la atención pediátrica a niños y adolescentes, para el seguimiento a quienes nacen o desarrollan esta enfermedad heterogénea y multifactorial, así como la garantía en la red de farmacias de la distribución de glucómetros para el autocontrol de la enfermedad y los fármacos eficaces como la insulina en sus combinaciones, entre otras facilidades.

La Organización Mundial de la Salud ratifica que la carga de morbilidad de la diabetes está aumentando en todo el mundo, y en particular en los países en desarrollo, de ahí la importancia de acciones necesarias y coordinadas para reducir la exposición a los factores de riesgo conocidos de la diabetes, una afección que en el mundo suma más de 347 millones de personas, y con una prevalencia que la ubica para el año 2030 como  la séptima causa mundial de muerte.

/mdn/

 

Artículos relacionados

Dan nueva vida a máquinas de hemodiálisis en Las Tunas

Danielle Laurencio Gómez.

¿Una píldora para salvar la vida?

Cuba expondrá logros de calidad en salud en foro mundial

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


− cuatro = 5