Las Tunas, Cuba. Sábado 18 de Noviembre de 2017
Home > El mundo > Convenio integral Venezuela-Cuba: Ratificación de una hermandad

Convenio integral Venezuela-Cuba: Ratificación de una hermandad

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Mario Hubert Garrido
Prensa Latina

Caracas.- A 15 años de suscrito el Convenio Integral Venezuela-Cuba, ambas naciones se propusieron una meta superior: llevar la atención primaria de salud pública y gratuita al 100 por ciento de la nación suramericana.

A diferencia del año 2000, cuando los alcances de aquel pacto suscrito en Caracas, un 30 de octubre, por el fallecido presidente Hugo Chávez y el líder de la Revolución cubana Fidel Castro, parecían sueños irrealizables, el nuevo desafío ahora se sustenta en prácticas sólidas de cooperación incondicional.

MÁS ALLÁ DE BARRIO ADENTRO

Según explicó el propio presidente de la República, Nicolás Maduro, hace 15 años la cobertura de salud apenas llegaba al 20 por ciento de la población, pero se logró elevarla hasta casi el 70 para finales de 2014.

Para la nueva prueba, dijo, cuentan con las fuerzas, la voluntad y el talento necesarios, porque se trata de extender el derecho a la vida hasta la más recóndita comunidad venezolana.

Al respecto, precisó que gracias a la colaboración de la isla se han capacitado 50 mil Médicos Integrales Comunitarios que a la ciencia le ponen el amor y el compromiso con los más humildes.

Estadísticas oficiales dan cuenta de que en los últimos 15 años fueron formados por especialistas de la nación caribeña unos 18 mil 762 profesionales de este tipo.

A ellos se sumarán 29 mil 444 próximos galenos que se forman en las facultades de medicina de todo el país.

Maduro insistió además en consolidar la llamada misión Barrio Adentro, que solo en los últimos tres lustros salvó la vida de más de un millón 760 mil venezolanos.

Indicó, además, que la cifra de individuos atendidos supera los 19 millones 500 mil y la de consultas los 731 millones.

Agregó que el total de intervenciones quirúrgicas se acerca a los dos millones.

De otra parte, la Operación Misión Milagro ha devuelto la visión a más de un millón de venezolanos que no contaban con recursos para operarse por sus propios medios.

Para el mandatario, se trata de la misión humanitaria más grande de la historia de Venezuela y posiblemente del mundo y que contrasta con simulaciones practicadas por países poderosos a fin de intervenir o inmiscuirse en los asuntos internos de estados soberanos.

Pero también alertó que para lograr la ambiciosa meta sanitaria es clave consolidar las llamadas Bases de Misiones Socialistas, que se extenderán a otras 171 localidades de las ya mil 500 establecidas este año.

En esos centros, recordó, confluyen todos los programas sociales del Gobierno bolivariano, los servicios de salud, la promoción de la cultura y el deporte con el objetivo específico de beneficiar a las comunidades en condiciones de pobreza extrema.

Al respecto, creó una comisión presidencial que encabezarán la vicepresidenta para el área social, Gladys s Requena; y Víctor Gaute, jefe de las misiones cubanas en Venezuela.

BATALLA POR EL SEXTO GRADO

Como si llevar la atención primaria de salud gratuita a todo el país fuese poco, Maduro llamó a seguir ampliando el Convenio Integral Cuba-Venezuela en la esfera de la educación.

En ese sentido, explicó la necesidad de dar la batalla por elevar el nivel educacional hasta el sexto grado en un corto período.

En tal sentido, enalteció la experiencia de la mayor de las Antillas, su aporte a la erradicación del analfabetismo en esta nación suramericana y el apoyo a los distintos programas sociales de enseñanza.

Requena precisó a Prensa Latina que gracias a Cuba y al método pedagógico Yo sí puedo, de la profesora Leonela Relys (fallecida recientemente) un millón 791 mil 804 venezolanos, antes excluidos, aprendieron a leer y escribir.

La llamada misión Robinson (pseudónimo de Simón Rodríguez, maestro del Libertador, Simón Bolívar), precisó, es la madre de otros programas sociales y comenzó por decreto de Chávez, el 4 de junio de 2003.

Dos años después, con el 0,10 por ciento de analfabetismo, Venezuela superó la meta exigida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), del cuatro por ciento, para considerar al país libre de ese flagelo.

Este programa se ha diversificado, pues la Misión Robinson I, para enseñar a leer y a escribir, se amplió a otras fases como la continuación de estudios hasta el sexto grado- aún sin los resultados esperados- y la de enseñanza básica.

Además, está la etapa diseñada como círculos de estudio para fomentar el hábito de lectura y propiciar la formación sobre diversas profesiones.

Es un orgullo para el país, agregó, que activistas venezolanos apoyaron también este tipo de cruzada en Bolivia, declarada libre de analfabetismo en diciembre de 2008, y en Nicaragua, que logró esa conquista un año después.

RATIFICAN HERMANDAD

Para el embajador de Cuba en Venezuela, Rogelio Polanco, recordar la firma de Chávez y Fidel hace 15 años del Convenio Integral, más que una celebración es la ratificación de una hermandad.

Los lazos entre nuestros países van mucho más allá del simple intercambio comercial, pues se centran en ideales como la dignificación del ser humano y la unidad de todas las naciones latinoamericanas y caribeñas, opinó.

Cuba y Venezuela, agregó, demuestran a diario lo que se puede hacer por la humanidad cuando existe la voluntad política y la determinación de hacer el bien.

Según Polanco, durante los 15 años del convenio, 200 mil colaboradores cubanos prestaron sus servicios al pueblo venezolano y compartieron su suerte con los más necesitados.

En la actualidad, según el diplomático, colaboradores cubanos prestan servicio en 568 Centros de Diagnóstico Integral, 585 Salas de Rehabilitación Integral y 35 Centros de Alta Tecnología.

Decenas de asesores de la Isla, agregó, orientan la capacitación de personal venezolano en la promoción de la medicina como servicio social y no como medio para el lucro.

Además, el Convenio Cuba-Venezuela aborda otras áreas del desarrollo nacional como agricultura, energía, ciencia y tecnología, construcción, trasporte, entre otras.

No hay ámbito de la vida cultural, económica y social de nuestros países que esté ajeno a los beneficios del acuerdo de cooperación, precisó.

/ymp/

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


+ 2 = once