Las Tunas

Por mejor atención laboral a los jóvenes en Las Tunas

Por mejor atención laboral a los jóvenes en Las Tunas Las Tunas.- El movimiento obrero en la provincia de Las Tunas promueve la capacitación y las iniciativas en los colectivos con vistas a la atención laboral a los jóvenes de una manera más integral, que  prevea no solo cumplir las disposiciones para la incorporación de los recién egresados de las enseñanzas superior y técnica y profesional.

Tras la acogida en los centros, la designación de tutores experimentados y las orientaciones acerca de la vida sindical, debe continuar la integración de los nuevos trabajadores a actividades productivas, de superación, recreativas, jornadas científicas, y prácticas de deportes, mediante propuestas atractivas.

Así se complementa el énfasis en los jóvenes de la Ley No. 116 Código de Trabajo, en Cuba, que desde su mismo inicio prioriza la inserción y permanencia en los empleos y su protección.

Dirigentes sindicales y administrativos deben propiciar el cumplimiento de disposiciones como la obligatoriedad de  los empleadores en cualquier sector de prestar especial atención a los jóvenes de 15 hasta 18 años, con el propósito de lograr su mejor preparación, adaptación a la vida laboral y el desarrollo de su formación profesional, garantizándoles el disfrute de iguales derechos que los demás trabajadores.

En ese rango de edades no pueden ser ocupados en trabajos en que estén expuestos a riesgos físicos y psicológicos, labores con nocturnidad, bajo tierra o agua, alturas peligrosas o espacios cerrados, con cargas pesadas, expuestos a sustancias peligrosas, altas o bajas temperaturas o niveles de ruido o vibraciones perjudiciales para su salud y desarrollo integral.

Otra cuestión novedosa incluida en el Código es que los jóvenes también pueden incorporarse a trabajar en el sector no estatal, y el empleador es responsable de cumplir con lo que estipula la legislación.

Sin embargo se detectan irregularidades en cuanto a los contratos que pueden ser de forma verbal o escrita, pero ha ocurrido que al concluir el mes a prueba el empleador prescinde del trabajador por su conveniencia, para evadir impuestos y deja de pagarle el salario.  Hasta los sindicatos llegan entonces las reclamaciones, pero generalmente no proceden porque no se suscribió ningún documento, por desconocimiento, excesiva confianza u otras causas, lo cual deja impune la violación de un derecho laboral.

Realidades como estas demuestran que la legislación vigente por sí sola no es garantía de protección, los nuevos trabajadores deben conocerla para poder defender sus derechos, y orientarlos también es responsabilidad de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), en aras de que sean efectivas las garantías laborales y los recién graduados se sientan parte real de su colectivo.

/mdn/

 

Artículos relacionados

Modernizarán tecnología para la producción industrial del Combinado 25 de Diciembre en Puerto Padre

Redacción Tiempo21

Proyecto comunitario 16 de octubre, la vida de Migdalia Igarza

Claudia Pérez Navarro

Criadora de cabras de Las Tunas a Congreso Internacional

Roger Aguilera

Enviar Comentario


− tres = 2