Las Tunas, Cuba. Jueves 23 de Noviembre de 2017
Home > Las Tunas > Comunicación, un factor dinamizador de las relaciones sociales, humanas, políticas y culturales

Comunicación, un factor dinamizador de las relaciones sociales, humanas, políticas y culturales

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Doctora en Ciencias de la Comunicación Hilda Saladrigas Medina durante su conferencia. (Tiempo21/Foto Angeluis)

Doctora en Ciencias de la Comunicación Hilda Saladrigas Medina durante su conferencia. (Tiempo21/Foto Angeluis)

Las Tunas.- La Comunicación como proceso es un elemento esencial para las relaciones humanas en todos los niveles, un factor dinamizador de las relaciones sociales, humanas, políticas y culturales, destacó la Doctora en Ciencias de la Comunicación Hilda Saladrigas Medina, invitada a la conferencia científica Academia y Sociedad, que sesionó en esta ciudad.

Al reflexionar sobre la conformación de este perfil en un recorrido desde la antigüedad y hasta sus principales áreas de desarrollo a nivel internacional y nacional, la jefa de la carrera de Comunicación Social en la Isla, aseveró «nuestro campo de actuación, de investigación y educación tiene sus propias particularidades sin querer ser un campo científicamente, ni disciplinaridad exacta, es un campo que se reduce mucho a lo mediático, aunque su escenario trasciende hoy lo mediático, es una encrucijada en la que convergen o existen muchas posiciones.

Durante su conferencia Saladrigas precisó «existen cambios sustanciales en la forma de pensar la Comunicación Social en el país, porque ya se comprende la comunicación como eje transversal del cambio y desarrollo integral, con una visión integrada y estratégica, y las tecnologías como entes dinamizadores de las practicas comunicativas en la sociedad».

En su análisis desde la investigación la prestigiosa catedrática cubana significó «hay una marcada necesidad de investigación vinculada con las necesidades de la sociedad en general y de las prácticas profesionales cada vez más complejas y diversas.

Entre las oportunidades desde la academia apuntó «hay implementación de cambios en los modelos de formación profesional en aras de formar un profesional más competente y cercano a las necesidades del sector laboral, así como más homologables con las tendencias internacionales y con titulación certificada».

En la nación se implementó un programa de Maestría desde 1999 en Ciencias de la Comunicación, que transita ya por su 14 edición, en la que se han graduado más de 600 profesionales nacionales e internacionales, de Italia España, Puerto Rico, Venezuela, espacios estos que no solo amplia la formación sino también la investigación que es uno de sus resultados más esperados, destacó en su conferencia, a la que asistieron estudiantes, docentes y profesionales de la Comunicación de Las Tunas y Santiago de Cuba.

Actualmente múltiples son los campos que tocan la Comunicación Social lo cual trae una explosión en las diferentes aéreas del desempeño profesional, reconoció la investigadora cubana, quien asistió como invitada a la primera edición de la conferencia científica Academia y Sociedad, que auspiciaron la Unión de Periodistas, la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales, el Centro territorial de Información y Gestión Tecnológica y Ambiental (CIGET)  y el departamento de Comunicación Social, de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanísticas de la Universidad de Las Tunas.

/mdn/

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yami Montoya

Editora. Periodista, Máster en Ciencias de la Comunicación, profesora universitaria. Es amante de la paz, del amor y la familia y se siente orgullosa de su país. Su mayor tesoro es su hija Amanda y le hace feliz un Quijote, los amigos, la poesía y la música. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba y ha sido premiada en varios concursos. yamileym@enet.cu

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


× 2 = doce