• Portada
  • Las Tunas
  • Consolidan en Las Tunas cultivo de fruta bomba cubana de excelente calidad
Las Tunas

Consolidan en Las Tunas cultivo de fruta bomba cubana de excelente calidad

Consolidan en Las Tunas cultivo de fruta bomba cubana de excelente calidad
La Maradol es una de las tres variedades de fruta bomba más difundidas por el mundo. (Foto del autor)

Las Tunas.- Los fruticultores de la provincia de Las Tunas consolidan el cultivo de fruta bomba o papaya, sobre todo la denominada Maradol, que fue obtenida en Cuba hace alrededor de 60 años, y hoy es una de las tres variedades de ese fruto más diseminadas por el mundo.

De acuerdo con una información ofrecida por el Ministerio de la Agricultura (Minag) en esta ciudad, 700 kilómetros al este de La Habana, desde enero hasta el cierre de septiembre los agricultores locales sembraron más de 320 hectáreas de dicho alimento, la mayoría de la citada especie.

Con esos resultados superaron en el 13 por ciento el programa de plantaciones, aunque decrecieron respecto a similar etapa del año anterior, a causa de la fuerte y prolongada sequía que afecta al territorio.

En los pasados nueve meses, los agrarios tuneros cosecharon cuatro mil 811 toneladas de la mencionada fruta, cifra ligeramente por debajo de lo previsto e inferior, también, a la obtenida en igual periodo de 2014, igualmente, debido a la escasez de agua.

Sin embargo, según los dirigentes del Minag en la provincia, están creadas las condiciones para continuar incrementando las siembras y las cosechas, en cuanto mejoren las condiciones meteorológicas.

La papaya goza de gran demanda mundial por su valor nutritivo en cuanto al contenido de vitaminas, el favorable efecto que tiene en la digestión y la asimilación de los alimentos, y por el aporte de papayina, sustancia cuyo empleo se ha generalizado en la clarificación de cervezas y para ablandar carnes.

Respecto a la variedad Maradol, es muy apreciada por sus buenos rendimientos, su resistencia a las altas temperaturas y a las plagas, además de su consistencia, coloración, aroma y sabor.

Fue obtenida entre 1938 y 1956 por el campesino y científico autodidacto Adolfo Rodríguez Rivera, padre del doctor Adolfo Rodríguez Nodals, actualmente Director del Instituto de Investigaciones Fundamentales en Agricultura Tropical (Inifat) y Jefe del Grupo Nacional de Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar.

El nombre de Maradol proviene de la combinación de letras tomadas de Adolfo, su inventor, y María, que así se llamó su esposa, madre de Rodríguez Nodals.

/mdn/

 

Artículos relacionados

Ministro de la Agricultura valora producción de alimentos en Las Tunas

Adialim López Morales

Combatientes de Las Tunas comprometidos con el estudio de la historia

Tania Ramirez

Central Majibacoa muele con estabilidad en la presente zafra

Yaimara Cruz García

Enviar Comentario


1 + = tres