Las Tunas, Cuba. Viernes 20 de Julio de 2018
Home > Deporte > La luz de Galeano y las sombras del fútbol

La luz de Galeano y las sombras del fútbol

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
La luz de Galeano y las sombras del fútbol

(Foto de Internet)

«Los genios nunca mueren…». 

Decía un gran cronista que para suerte de él no sufrió la muerte de Eduardo Galeano. Acaso lo recuerdo ahora para descubrir que hay genios que siempre estarán, aún después de no existir.

Galeano partió al mundo desconocido en abril de este 2015, pero dejó a los mortales atormentados con la sombra del fútbol. El genio uruguayo denunció en aquella prosa espectacular de El Fútbol a Sol y Sombra y otros escritos a los autores del escándalo FIFAGate.  Aunque quizás ninguno de los corruptos que hoy esperan por sus sanciones hayan leído sus …otros escritos. Probablemente el escritor uruguayo esté descansando en paz después de recordarle en su momento a João Havelange que este fútbol es un «negocio cochino».

Claro, siempre estuvo aquello de negar lo que pasaba en la FIFA, fue más fácil castigar a medio planeta con expulsar a Maradona en el Mundial de 1994. No bastó que el «Pibe» jurara por el Barba (Dios para él), o que la afición se desilusionara con su ausencia. Tuvieron que acabar con la carrera del mejor jugador de la historia.

Desde ese instante, Diego y Havelange construyeron un muro entre FIFA y jugadores que se hace más grande en estos tiempos. Blatter sustituyó al brasileño en el trono futbolístico y Maradona se encargó año tras año de socavar la reputación de la corte de Zúrich.

Galeano fue claro en el comienzo. «La historia del fútbol es un triste viaje…», por suerte el trayecto llegó al final para Joseph Blatter; y muchos después de 21 años absuelven a Maradona porque «no hay droga que mueva fortunas tan inmensas en el mundo» como lo hace el consorcio internacional.

Solo que Blatter se irá acompañado, Michel Platini y otros presidentes de federaciones nacionales cargan con el mismo peso. Lástima que Platini a diferencia del resto, fuera jugador y de los mejores del mundo. Ahora nada de lo que hizo en la cancha, ni de lo que consiguió al frente de la UEFA,  valdrá.

Platini es europeo, o mejor, un francés arrogante, la contrapartida de Garrincha, el brasileño que nació pobre, hizo del fútbol una fiesta y que el propio Havelange dejó morir ciego, pobre y acabado. A diferencia del galo Garrincha es «un perdedor con buena suerte» y a Platini la suerte no le duró nada.

Al final,  el fútbol y la hinchada son los grandes perjudicados. Galeano se llevó consigo el  afecto de toda América, Maradona es el «Pibe de Oro» y la FIFA robó el prestigio de ella misma. Parece que el balón, como «la tierra, no es muy redonda que digamos.»

/edc/

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, una editora, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


7 + nueve =