Las Tunas, Cuba. Jueves 23 de Noviembre de 2017
Home > Especiales > Historia > Los tuneros entre los primeros en apoyar el alzamiento de La Demajagua

Los tuneros entre los primeros en apoyar el alzamiento de La Demajagua

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Los tuneros entre los primeros  en apoyar el alzamiento de La Demajagua

Mayor General Vicente García.

Las Tunas.- La campana del ingenio La Demajagua repiqueteando al viento convirtió aquella mañana del 10 de octubre de 1868, en un hito para la historia de Cuba, al marcar el inicio de las guerras de independencia, proceso que culminó con el triunfo de la Revolución cubana, el primero de enero de 1959.

En esta contienda bélica contra España, el Mayor General Vicente García González, de la actual provincia de Las Tunas, se convirtió en uno de los líderes indiscutibles del Ejército libertador. Tiempo21 aprovecha las efeméride para conversar con el historiador de la ciudad, Víctor Marrero, sobre la impronta del caudillo tunero en la también llamada, Guerra de los Diez años.

¿Cuándo se incorpora Vicente García al alzamiento del 68?

«Vicente García está entre los que se encuentran el cuatro de agosto en San Miguel del Rompe y es el que organiza la reunión, aun cuando la preside Carlos Manuel de Céspedes por ser el de mayor edad. Cuando ve que hay dilaciones para iniciar la guerra, y que tampoco, hay decisión en la segunda reunión de Muñoz, cita una tercera para el cuatro de octubre en El Mijial.

«En ese encuentro, es Vicente García quien fija la fecha para iniciar la guerra el 14 de octubre. Por tanto, no dio opción a discusión. A partir de ahí, Francisco Vicente Aguilera se reúne con sus correligionarios en la Finca Buena Vista de Bayamo, el día 5 y lo secunda. Carlos Manuel de Céspedes se reunió, el día 6, con sus tropas y también apoya al caudillo tunero.

«Se sabe que Céspedes se vio obligado a adelantar la fecha del alzamiento para el 10, y ya el 11, García estaba en la manigua con su gente. En la Guerra de los Diez años, dio muestra de valor, pensamiento político y gran estratega. Incluso, se convirtió en el único jefe militar cubano que ocupó tan altos cargos. Dirigió el Distrito de Las Tunas, fue Jefe de Oriente, y de Camagüey. Fue también, secretario de la Guerra y Presidente de República de Cuba en armas. Asimismo alcanzó el rango de General en Jefe del Ejército Cubano después de Baraguá. Bien merecido tiene el epíteto que le adjudicó José Martí de Padre de los diez años».

¿Es posible afirmar que Martí valoró el papel del Mayor General tunero en esa guerra?

«Si, en uno de sus artículos, Martí habla de los próceres que acuden al pensamiento de la guerra. Y entre otras cosas él dice que acude el pensamiento de Carlos Manuel de Céspedes, acude a Ignacio Agramonte, y al final dice… acude el padre de los diez años, catalogando a Vicente García.

«También dan fe de la consideración del Apóstol por el General tunero, su encuentro en Rio Chico, Venezuela durante la preparación de la Guerra de 1895. Incluso, una vez muerto Vicente García, asesinado con vidrio molido en una de sus comidas por un espía, Martí escribió: “Allí en un asilo infeliz moría, en la rústica cama un general de Cuba. Rodeado de sus hijos de armas y se alzó sobre el codo moribundo, no para hablarles de los intereses de la tierra, si no para pedirles con el último suspiro de sus ojos, la necesidad de luchar contra el enemigo”. Además existen otras frases de Martí que evidencian su aprecio y respeto por el general tunero como jefe dentro de la revolución».

¿Tras el Pacto del Zanjón, Vicente García era una figura tenida en cuenta para la continuidad de la guerra de independencia de 1895?

«Evidentemente, en el periodo de la tregua fecunda, Vicente García se fue para Venezuela y se radica en Río Chico. Allí formó una cooperativa en el negocio del cacao. Él se llevó a ochenta y siete de sus hombres consigo. Allí estaban esperando el momento propicio para reiniciar la lucha en Cuba.

«En ese período tiene comunicación con Calixto García, Antonio Maceo, es decir con todos lo que estaban en la conspiración. Y aunque no existe correspondencia directa, se supone que también se comunicaba con José Martí. En el año 1881, Martí va a Venezuela con el objetivo de encontrarse con los emigrados cubanos, allí se entrevistó con Vicente García y los cubanos que estaban preparando la lucha».

¿Pero ese encuentro entre José Martí y Vicente García no se recoge en los documentos históricos?

«Tienes razón, este es un dato que no aparece en la documentación, porque, además la visita de Martí a Venezuela fue secreta y el objetivo de preparar la guerra también estaba oculto. Por lo tanto, no afloró en los diarios de campaña. No obstante quedó en la memoria de algunas personas. Precisamente el historiador de Río Chico me contó que su bisabuela le hablaba de la visita de Martí y el encuentro con la colonia cubana y con Vicente García.

/mdn/

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Tania Ramirez

Periodista. Graduada de Ingeniería Química. Reportera de Radio Victoria, en temas de la ciencia, la tecnología y el medio ambiente y la historia local. En una etapa se desarrolló como Jefa de Información de esta emisora. Le gustan los temas sociales y la polémicas sobre asuntos de la vida diaria. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @TaniaRamirezR

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


tres + = 10