• Portada
  • Cultura
  • Un Submarino amarrillo para el cumpleaños de Lennon en La Habana
Cultura

Un Submarino amarrillo para el cumpleaños de Lennon en La Habana

La Habana.- El rincón habanero de The Beatles: el club Submarino amarrillo, celebra hoy -como ya es tradición cada año en esta fecha- el cumpleaños 75 de John Lennon, alma rebelde de los cuatro fantásticos de Liverpool.

Muy cercana a donde el autor de Imagine descansa sentado en bronce sobre el banco de un parque, la sala acogerá a roqueros de la vieja guardia y de la más novel generación para realizar un tributo musical en su onomástico.

La banda Gens y la joven agrupación Luz verde interpretarán varios éxitos compuestos por Lennon como Get back, Come together y I want  to hold your hand.

Desde el 8 de diciembre de 2000, gracias al talento del escultor cubano José Villa Soberón, una estatua de John Lennon descansa en un parque habanero como homenaje a «una personalidad contestataria, cargada de demonios y sueños», según dijo el artista.

La inauguración del monumento fue todo un suceso, asistió el líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, junto a reconocidos artistas y una multitud de personas amantes de la mítica banda británica The Beatles.

Ahora, la estatua está casi siempre rodeada de personas: algunos se sorprenden al verlo a la sombra de un árbol y descubren que ya no es necesario viajar a Abbey Road o a Liverpool para tenerlo cerca, luego caminan unos pasos y descubren el Submarino amarillo, un club temático dedicado a los Fab four.

John Winston Lennon nació el 9 de octubre de 1940 y muchos lo consideran el líder de The Beatles, el principal responsable de su surgimiento en 1960 y también de su separación a finales de esa década.

Junto a Paul McCartney compuso varios de las canciones más populares del cuarteto y solo necesitaban una o dos horas para hacerlo.

Tras la disolución del grupo, estuvo un tanto alejado de los escenarios, pero la alegría de su regreso con el album Double fantasy duró poco: el 8 de diciembre de 1980 un fanático le disparó en un barrio de Nueva York.

Dicen que Yoko Ono, su controversial musa, esparció las cenizas del cantante en un campo en las afueras de Liverpool para que su alma esté en «Strawberry fields forever», como era su deseo.

/mdn/

Artículos relacionados

Festival Cinemazul invita desde la literatura en la gran pantalla

Yanetsy Palomares Pérez

Congreso de la AHS: Cuba necesita transformar sus espacios culturales

Redacción Tiempo21

Moncada, un asalto de amor en Las Tunas

Yanetsy Palomares Pérez

Enviar Comentario


tres + 2 =