Historia

Che Guevara

CheGuevara2015Eran   las  3:10 minutos de la tarde del  9 de octubre de 1967.  En La Higuera,  municipio de Pucará,  al sur de la provincia de Vallegrande,  en el departamento de Santa Cruz, Bolivia:  mataron al Che Guevara.

Fidel  Castro ha contado, décadas después del triste  acontecimiento, que la muerte del gran guerrillero  es, junto a la de Doña Lina Ruz, su madre,  el dolor más fuerte que ha sentido en la vida. Dijo que había  sido como una punzada grande, profunda, en el medio  del pecho que le provocó un dolor casi físico. Y así debió sentirlo este país todo: como un mazazo en el centro de la  historia.

Me cuenta mi papá, estudiante de preuniversitario en aquellos años, que pocas cosas recuerda con más intensidad de esos días que la sensación total de silencio. La gente hablaba bajito y decían: mataron  al Che y Fidel va a hablar al pueblo y me cuenta papi  que cuando Fidel lo dijo, en la plaza de la escuela en la que los reunieron para escuchar esa noche  al Comandante se podía sentir el silencio pesado, denso y solo algún que otro sollozo parecía entorpecer la mística del momento y la fuerza espantosa de aquel silencio. Mataron al Che.

El paso de los años  se ha encargado de abrir los caminos de la verdad: lo capturaron vivo, el 8 de octubre,  en la encerrona  que hicieron pasar por combate de  la Quebrada de Yuro; lo habían  estado persiguiendo de cerca desde  tiempo antes, lo llevaron con otros dos guerrilleros hasta la escuelita de La Higuera y allí, las manos del soldado Mario Terán dispararon el arma que acabó su vida.

Lo expusieron como trofeo en la lavandería del hospital local y se hicieron fotos con su cadáver de ojos abiertos, bien abiertos, mientras se disputaban como rapiña sus pocas pertenencias. Ya se sabe de la complicidad total de la CIA y el FBI con todo  el proceso y se conocen detalles que lastran y enorgullecen.

Mataron al Che, es 8 de octubre, día de cu caída en combate, hay  que recordarlo, lo vale, lo necesita, lo exige la historia toda de este país, la fuerza de su hacer, la vigencia total y exquisita de su pensamiento.

/mdn/

 

Artículos relacionados

Comandancia del Cuarto Frente en la memoria de San Joaquín

Tania Ramirez

La Historia me absolverá: 65 años después con plena vigencia

Redacción Tiempo21

Potrero Hormiguero, símbolo de Las Tunas

Tania Ramirez

Enviar Comentario


7 × = cincuenta seis