Opinión

Tiempos difíciles para el bloqueo contra Cuba

Naciones Unidas, donde Cuba ha logrado desde 1992 significativas victorias diplomáticas en la larga lucha contra el criminal bloqueo económico de Estados Unidos, ha sido desde el pasado viernes un magnífico escenario desde el cual se han proyectado al mundo los mensajes progresistas del Papa Francisco y de varios Jefes de Estado, entre ellos el de Cuba.

El día exacto en que se cumplían 55 años de la primera intervención de Fidel Castro en el máximo organismo mundial, el pasado 26 de septiembre, el presidente Raúl Castro pudo asegurar ante más de un centenar de Jefes de Estado y de Gobierno que a pesar del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos, Cuba no solamente cumplió los Objetivos de Desarrollo del Milenio sino que ha brindado, y continúa brindando su modesta cooperación a otros países.

El domingo también habló el presidente cubano en la Conferencia de líderes globales sobre igualdad de género y empoderamiento de las mujeres, un escenario en el cual Cuba, a pesar de las limitaciones económicas, constituye también un ejemplo por la obra revolucionaria realizada.

Y aunque será este lunes cuando se produzca en el actual período de sesiones de la Asamblea General de la ONU la principal intervención de Raúl Castro, el jefe de Estado de Cuba ya ha desarrollado una amplísima agenda política y diplomática que incluye encuentros con el Secretario General de Naciones Unidas, Ban ki-moon; el expresidente de Estados Unidos, William Clinton; el Primer Ministro de Suecia, Stefan Löven; el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, así como varios congresistas e importantes empresarios interesados en el comercio y las inversiones en Cuba.

Y algo que marca también la visita de Raúl Castro a la ONU es el establecimiento de relaciones de Cuba con Palau e Islas Marshall,  pequeñas naciones que junto a otro  pequeñísimo Estado,  Micronesia, votaron en algunas ocasiones a favor del mantenimiento del bloqueo, o se abstenían, en virtud de su dependencia hacia los Estados Unidos.

En la ONU el Presidente cubano ha destacado el progreso de los vínculos con Estados Unidos, pero ha reiterado que el bloqueo es el principal obstáculo en el proceso de normalización de las relaciones entre los dos países y ha recordado a Washington que Cuba cuenta con el apoyo de 188 naciones que en la Asamblea General votan cada año contra esa criminal política.

Y no está distante el 27 de octubre, fecha en que la ONU volverá a considerar la resolución cubana contra el bloqueo, en un país donde el actual presidente, Barack Obama, ha pedido al Congreso levantarlo, y el ex presidente William Clinton, durante cuyo mandato el bloqueo fue convertido en ley, ha expresado su satisfacción luego de conocer y conversar con Raúl Castro en Nueva York.

Son, sino los días finales, tiempos difíciles para el bloqueo contra Cuba.

/mdn/

 

Artículos relacionados

Apostemos por una escuela más integral

Telma Machado Escanio

Consumir lo nuestro

Yanetsy Palomares Pérez

El legado de la Generación del Centenario, inspiración profunda para los jóvenes de hoy

Enviar Comentario


nueve + 4 =