Las Tunas, Cuba. Miércoles 18 de Julio de 2018
Home > Especiales > Lecturas > Parque Vicente García: donde converge pasado y presente

Parque Vicente García: donde converge pasado y presente

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Parque Vicente García: donde converge pasado y presenteLas Tunas- El parque Vicente García, ubicado en el mismo corazón de esta ciudad, luego de más de siglo de creado, deviene oasis en el eterno verano de Cuba.

Por ello no pocos coinciden en afirmar que el parque es como el alma misma de la urbe, sitio de tradiciones, lugar de historia, conmemoración y presente, referencia obligada para una buena tertulia entre pobladores de varias generaciones.

Cuentan los nativos del lugar que en este parque, antigua Plaza de Armas, se dieron los combates más significativos de las guerras de liberación del siglo XIX en esta parte de la geografía tunera.

Según consta en documentos atesorados en el Archivo histórico provincial este sitio fue habilitado como Plaza de Armas el 3 de abril de 1858 y luego en 1914 el Ayuntamiento decidió la construcción del parque, obra del constructor Luis Buenaventura Ruiz.

En sus inicios los bancos del parque Vicente García eran de madera y el piso de losas de barro. Tenía forma cuadrada, la cual perdió por exigencias constructivas al pasar por la ciudad la carretera central. Se le quitó un ángulo, justamente en el sitio donde se encuentra hoy el busto del Héroe nacional de Cuba, José Martí.

Obras que identifica al parque

El 11 de enero de 1911 quedó constituido en esta ciudad el Comité pro Vicente García, cuyos integrantes recolectaron fondos para erigirle un monumento en la plaza al bien llamado León de Santa Rita.

Luego de una ardua tarea de recaudación de fondos para llevar a cabo dicho propósito, la compañía italiana presidida por Juan Dopta, realizó el monumento de mármol.

Finalmente, la estatua fue inaugurada el 10 de octubre de 1915 con un acto en el cual usó de la palabra el doctor Alfredo Zayas, quien años después sería presidente de la República. En el acto fue distribuido un folleto biográfico del general insurrecto escrito por Armando Prat Lerma que viene a ser la primera biografía del héroe.

El costo de las actividades ascendió a 285 pesos. El 25 de agosto del propio 1915, antes de su inauguración, el Ayuntamiento decidió que la estatua que inmortaliza al León de Santa Rita se situara de modo que su frente diera a la calle Vicente García, con la iglesia de perfil.

Pero no solo en este céntrico paraje la ciudad se encuentra representado con una escultura el Mayor General Vicente García.

En uno de los extremos del lugar existe una que rinde especial homenaje al oficial español Federico de Capdevila, defensor de los ocho estudiantes de Medicina fusilados el 27 de noviembre de 1871 y elaborada en bronce por una compañía italiana que la dejó inaugurada en el aniversario 85 de ese suceso.

Más al centro del parque se encuentra emplazada la de Mario García Menocal, tercer presidente de Cuba y Mayor General del Ejército Libertador cubano. Es de mármol negro a tamaño natural y se erigió el 24 de febrero de 1947. Su base fue construida por el marmolista Nicasio Portu.

Más reciente en el tiempo se construyó una pérgola, algo muy peculiar, que asemeja una guitarra gigante. Este sitio acoge cada noche peñas y concierto a cargo de la vanguardia artística del territorio.

Un sitio de obligada visita

Añejo, leal, pintoresco y siempre muy querido, cuya faz se ha renovado muchas veces, algunas por las fuerzas de la naturaleza o cambios de monarcas; es admirado y añorado por muchos, la Plaza de Armas de Las Tunas o el parque Vicente García, como todos acá le llamamos cariñosamente, constituye, sin lugar a duda, uno de los conjuntos monumentales más atractivos de la ciudad y, absolutamente, en el que más interactúan propios y foráneos; sede de incontables citas, de múltiples amores, de bohemios y juglares, de peñas fervorosas donde el amor propio lleva ventaja a la razón, añorado escenario de múltiples generaciones, testigo del tiempo y orgullo de los tuneros.

/mdn/

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Julián Velázquez

Periodista. Graduado de Defectología. Se reorientó hacia el Periodismo y ha incursionado en la radio nacional y provincial. Laboró en Radio Habana Cuba. En Radio Victoria se desempeña como reportero para el tratamiento a los temas de la cultura. Le gusta de la polémica y los trabajos relacionados con el desarrollo social. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


5 − cuatro =