• Portada
  • Cuba
  • Mesa de diálogo por la paz en Colombia continúa sesiones en Cuba
Cuba

Mesa de diálogo por la paz en Colombia continúa sesiones en Cuba

La Habana.- Las delegaciones de las FARC-EP y el gobierno de Colombia prosiguen hoy aquí el ciclo 41 de las conversaciones de paz.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo agradecieron la víspera la presencia de delegados de Naciones Unidas y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en la Mesa de diálogo.

El saludo emitido en un comunicado señaló que la participación de Jean Arnault, delegado del secretario general de la ONU, y de José Bayardi, de la presidencia de Unasur, constituye testimonio irrefutable del apoyo de la comunidad internacional al esfuerzo del pueblo colombiano por poner fin de forma civilizada a este largo y doloroso conflicto.

Apuntó que sin el solidario acompañamiento de los pueblos, los gobiernos y los organismos internacionales será infructuoso este titánico esfuerzo que se realiza en La Habana.

Precisó el texto que el conflicto ha provocado más de 250 mil muertos, seis millones de desplazados, 50 mil desaparecidos, siete millones de hectáreas de tierra expropiada a sus humildes dueños y millones de compatriotas expulsados al exilio por razones económicas y políticas, en una confrontación que ya tiene más de 50 años.

Asimismo, prosiguió, centenares de dirigentes sindicales, líderes sociales y defensores de derechos humanos asesinados y más de seis mil militantes y dirigentes del movimiento político de izquierda Unión Patriótica ultimados a tiros por escuadrones de la muerte al servicio del régimen; sin hablar de otras gravísimas consecuencias sociales, económicas y ambientales.

Tras señalar que un conflicto de estas características difícilmente puede mantenerse dentro del marco de las fronteras de un país, apuntó que esto explica la preocupación y el interés de los pueblos del continente y sus gobiernos, así como del conjunto de la comunidad internacional por contribuir a su solución política.

No obstante reconocer lo complicado de romper la desconfianza de más de medio siglo de crudo enfrentamiento, las FARC-EP aseguraron que en ambas delegaciones hay voluntad política, franqueza, transparencia y la firme decisión de legar a las futuras generaciones un país más justo, en paz, en plena democracia, respetado y reconocido por la comunidad internacional.

El acuerdo que estamos construyendo parte del reconocimiento y el debido respeto por la contraparte y de la necesidad de poner fin a un conflicto que no tiene posibilidad de solución militar, subraya.

En otro texto difundido también por las FARC-EP llamaron al gobierno a otorgar títulos de propiedad de las tierras a los campesinos que las trabajan.

Antes de reanudar el ciclo 41 de las conversaciones de paz con representantes del gobierno colombiano, las FARC-EP denunciaron una inminente privatización de la altillanura de esa nación suramericana.

La estrategia perversa -sostuvieron- ha sido la de desfigurar el obligado procedimiento de consulta previa, cooptando o corrompiendo a líderes de las comunidades para proceder a actuar a sus anchas bajo un viciado cobijo legal.

Refirió el texto que muchas empresas han realizado una sistemática práctica detestable de injerencia y presión indebida sobre las comunidades para lograr sus objetivos de explotación, sin que les importe para nada el daño a las familias indígenas y al medio ambiente.

Desde noviembre de 2012, representantes de las FARC-EP y del gobierno colombiano sostienen conversaciones en esta capital para lograr la paz en esa nación andina. (Prensa Latina)

/ymp/

Artículos relacionados

Díaz-Canel insiste en importancia del gobierno electrónico para Cuba

Redacción Tiempo21

Servicios básicos y enfrentamiento al delito en la agenda de trabajo de parlamentarios

Redacción Tiempo21

Díaz-Canel: Discreto pero meritorio comportamiento económico en 2018

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


+ 6 = diez