• Portada
  • Las Tunas
  • Ejecutan proyecto para el control de Jacinto de agua en Las Tunas
Las Tunas

Ejecutan proyecto para el control de Jacinto de agua en Las Tunas

jacinto de aguaLas Tunas.- La ejecución del Plan de Manejo y Control del Jacinto de Agua en la oriental provincia de Las Tunas contribuye a disminuir los perjuicios provocados por esta especie exótica invasora a los ecosistemas acuáticos del territorio.

Conocido por el nombre común de Ova, está incluido en la lista de las cien especies exóticas invasoras más dañinas del mundo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Por las afectaciones al equilibrio natural de los ríos y embalses de agua dulce, su control y manejo tributa a un proyecto nacional en el que participan la Delegación territorial del Ministerio de Ciencias, Tecnología y Medio Ambiente, CITMA, el Jardín Botánico provincial «Maximiliano Curbelo» y la Estación Experimental de Pastos y Forrajes.

Actualmente la mayoría de las presas, canales y ríos de la provincia están infestados por esta planta acuática, responsable de la desaparición de la vegetación autóctona y que además propicia el desarrollo de vectores trasmisores de enfermedades como los mosquitos.

Las acciones de manejo del Jacinto de agua consisten, fundamentalmente, en su extracción mecánica de los espejos de agua y su posterior empleo como fuente de biomasa para la producción de energía y la alimentación animal.

Como positiva experiencia se destaca el uso de la ova en la Comunidad de Barranca en el municipio cabecera, donde es utilizada en la elaboración de sombreros, carteras, alfombras y diversos objetos artesanales y se convierte en un beneficio económico adicional para los habitantes del lugar.

La Eichhornia crassipes, nombre científico del jacinto de agua, es una planta acuática de la familia de las Pontederiaceae. Es originaria de las aguas dulces de las regiones cálidas de América del Sur, en las cuencas Amazónica, y del Plata. Es usada como planta medicinal, fertilizante de suelos y decorativa; por fuera de su nicho original se la considera especie invasora.

A Cuba llegó como planta ornamental para fuentes y estanques y se ha convertido en una verdadera plaga vegetal que reduce la explotación de la piscicultura y desplaza a las especies vegetales nativas.

Aunque es difícil de erradicar por su gran poder de adaptación y rápido crecimiento, el Plan de control y Manejo del Jacinto de Agua que se ejecuta en Las Tunas ya muestra algunos discretos avances en la reducción de los índices de infestación en los embalses de agua del territorio.

/edc/

Artículos relacionados

Recuerdan aniversario de la Comandancia de San Joaquín

Yeisnel Vázquez

Modernizarán tecnología para la producción industrial del Combinado 25 de Diciembre en Puerto Padre

Redacción Tiempo21

Proyecto comunitario 16 de octubre, la vida de Migdalia Igarza

Claudia Pérez Navarro

Enviar Comentario


× nueve = 27