Las Tunas, Cuba. Lunes 23 de Abril de 2018
Home > Cuba > Cuba y PMA: Hacia una alimentación sostenible

Cuba y PMA: Hacia una alimentación sostenible

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

El Programa de País 2015-2018 beneficiará a unas 900 mil personas en siete provincias cubanas, una misión que pretende fortalecer lazos con los sistemas de protección social, locales y nacionales, con prioridad en la seguridad alimentaria y nutricional.

Impulsado por autoridades del Programa Mundial de Alimentos (PMA) en el nivel regional y por su representanción en la isla, el proyecto incluye asistencia alimentaria, apoyo a la distribución de frijoles en escuelas primarias, e incremento de facilidades para la cocción y el almacenamiento de alimentos en centros de educación y salud.

Cuba fue seleccionada para implementar este Programa de País por sobresalir entre las naciones que cumplieron la primera meta del milenio y por ser ejemplo y actor relevante en los esfuerzos para que la seguridad alimentaria se mantenga en la agenda política de la región, como aseguró el director regional del PMA, Miguel Barreto.

Las acciones previstas se desarrollarán en las provincias de Pinar del Río, Matanzas, Las Tunas, Holguín, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo, con el respaldo de un presupuesto de 18 millones de dólares.

En particular, está estrechamente vinculado a la seguridad alimentaria para garantizar la reducción de las importaciones de alimentos, además de corresponderse con los retos de la campaña Hambre Cero del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. Asimismo está alineado con la agenda de los Objetivos para el Desarrollo sostenible post 2015 de las Naciones Unidas.

Estarán bajo el amparo del Programa de País, hasta el 2018, las personas mayores de 65 años, las mujeres embarazadas y las niñas y niños, ya que es de su interés la realización de estudios sobre las carencias de micronutrientes y el consumo de alimentos, además de la prevención y control de la anemia en poblaciones vulnerables.

Para la representante del PMA en Cuba, Laura Melo, la misión es fortalecer los sistemas de protección social local y nacional en apoyo a la seguridad alimentaria, la cadena de producción y valor agrícola, con énfasis en la de frijol, y consolidar las capacidades en el manejo de riesgo de desastres.

Incluye en sus acciones oportunidades y retos relacionados con la igualdad de género y las necesidades particulares de los sectores poblacionales, divididos por edades.

En opinión de Melo la intención del PMA es colaborar con las autoridades cubanas, como lo hace desde 50 años atrás, a través de los sistemas de protección social, para tornarlos más sostenibles y efectivos.

ÁREAS ESTRATÉGICAS DE TRABAJO

La primera de estas áreas es el apoyo a los sistemas de protección social relacionados con la seguridad alimentaria y la nutrición, lo cual beneficiará a mujeres embarazadas, lactantes, menores entre seis y 23 meses de edad y a los ancianos con una distribución adicional de frijoles en centros de educación y salud.

Además, se incrementarán las acciones para mejorar hábitos alimentarios saludables y el acceso estable a alimentos nutritivos dirigidos a esos grupos poblaciones vulnerables.

En particular, se desarrollará un plan integral para la prevención y control de la anemia mediante la entrega de micronutrientes en polvo para niños de seis a 11 meses de edad.

A ello se sumará la distribución de un alimento fortificado (nutriarroz) para menores de 12 a 23 meses, gestantes y madres lactantes.

En la segunda, los esfuerzos están dirigidos a fortalecer los vínculos entre los sistemas de protección social y las cadenas de valor agrícola mediante diagnósticos integrales, capacitación y equipamiento a productores, así como al personal de instituciones públicas que gestionan alimentos.

Importante resultará en ese ámbito de trabajo el incremento de las capacidades de los pequeños agricultores para reducir el impacto del cambio climático, tanto en su producción como en sus condiciones de vida.

El Programa de País para Cuba prevé una tercera esfera, en que serán las prioridades la reducción del impacto de desastres en las comunidades, el fortalecimiento en la gestión de riesgo y la adaptación al cambio climático.

Se trata de acciones para reforzar la vigilancia hidrometeorológica y el resto de los componentes del sistema de alerta temprana en caso de sequías, intensas lluvias y huracanes, con el fin de incrementar las capacidades locales para el manejo alimentario durante y con posterioridad a tales situaciones.

Este proyecto ya se encuentra en marcha en las provincias seleccionadas y cuenta con la aprobación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), la contribución de múltiples donantes y el respaldo de casi todos los organismos que conforman el gobierno cubano.

Para su exitoso desarrollo también dispone de la cooperación de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la Organización Panamericana de la Salud, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia y el Fondo de Población de las Naciones Unidas. (Cira Rodríguez César, (Jefa de la Redacción de Economía de Prensa Latina)).

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, una editora, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


siete + = 12