Las Tunas, Cuba. Viernes 20 de Abril de 2018
Home > Opinión > Curso Internacional sobre Dengue en La Habana

Curso Internacional sobre Dengue en La Habana

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Alfredo Boada Mola
Prensa Latina

La Habana.- El Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK) en La Habana, albergó nuevamente el Curso Internacional de Dengue, cita creada para actualizarse y debatir sobre la situación epidemiológica de esa enfermedad, así como su control regional y mundial.

Médicos, virólogos, inmunólogos, sociólogos, epidemiólogos, entomólogos y profesores de instituciones nacionales e internacionales participaron en la décimo cuarta edición de este curso, del 10 al 21 de agosto, en un centro con un rol trascendental en la vigilancia, asistencia, diagnóstico y capacitación para enfrentar enfermedades infecciosas y tropicales en Cuba y otras naciones.

El curso, que se realiza cada dos años en el país caribeño, reunió en esta ocasión a 290 especialistas de 46 países, entre ellos 74 profesores cubanos y 49 extranjeros, algunos provenientes de las universidades estadounidenses de Vanderbilt, Johns Hopkins, California, Florida y School of Public Health.

Esta vez el evento estuvo dedicado a la memoria del científico cubano Carlos Juan Finlay, descubridor de que el mosquito hembra Aedes aegypti es el agente transmisor de la fiebre amarilla, al cumplirse el 20 de agosto el centenario de su deceso.

A través de sesiones teóricas y prácticas se debatieron aspectos relacionados con el dengue, como clínica, epidemiología, virología e inmunología, control del vector, factores ambientales de riesgo, participación comunitaria, investigaciones en dengue, vacunas, desarrollo de antivirales, genética del individuo, nuevas herramientas de control del vector, influencia del cambio climático y enfrentamiento de emergencias.

También fueron presentados los avances y resultados de la aplicación de la Estrategia de Gestión Integrada que la Organización Panamericana de la Salud y los países desarrollan en la región de las Américas para enfrentar el dengue, junto a otras iniciativas.

Igualmente, tuvo lugar un curso paralelo sobre Modelación Matemática para el pronóstico de dengue. Además, se realizó un taller dedicado al dengue grave y tres reuniones de expertos sobre fortalecimiento de sistemas de vigilancia y repuesta a los brotes de dengue y manejo integrado de vectores.

Un grupo de conferencias magistrales, mesas redondas y simposios giraron sobre clínica, enfrentamiento a emergencias, diagnóstico, patogenia, vacunas, drogas antivirales, control integrado y otros arbovirus emergentes.

El Dengue es uno de los principales problemas de salud pública en las Américas y a pesar de los esfuerzos para su control, el mosquito Aedes aegypti, principal vector de la enfermedad, logra su expansión en virtud de las condiciones favorables para su desarrollo, apuntó el doctor José Ángel Portal Miranda, viceministro primero de Salud Pública en la conferencia inaugural del curso.

La participación de expertos de varios países y especialidades, así como los temas incluidos en el fórum, permitirán establecer nuevas iniciativas internacionales y fortalecer las capacidades para controlar el dengue, en momentos de un franco ascenso de esa enfermedad.

En las últimas décadas el dengue aumentó su incidencia y se propaga rápidamente en todas las regiones. Según la Organización Mundial de la Salud, alrededor de la mitad de la población mundial corre el riesgo de contraer esa enfermedad vírica transmitida por mosquitos hembra, principalmente Aedes aegypti y en menor grado Aedes albopictus.

El dengue está muy extendido en los trópicos, sobre todo en zonas urbanas y semiurbanas, con variaciones locales que dependen de las precipitaciones, la temperatura y la urbanización rápida sin planificar.

Su prevención y control están vinculados a la realización de eficaces medidas de lucha antivectorial. La infección causa síntomas gripales y en ocasiones evoluciona hasta convertirse en un cuadro potencialmente mortal llamado dengue grave o hemorrágico.

COMUNICACIÓN SOCIAL ES ESENCIAL PARA ENFRENTAR AL DENGUE

La lucha contra la enfermedad del dengue debe ser llevada a cabo por toda la sociedad en general, afirmó el doctor en ciencias Jorge Pérez, director del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK).

En diálogo con Prensa Latina, el profesor Pérez señaló que la lucha contra esa enfermedad debe ser combinada y estratégica. «La población debe estar consciente de que el mosquito que transmite el dengue vive allí en el hogar».

La comunicación social juega un papel predominante en cómo llevar la información a las comunidades para combatir mejor el dengue, para que las personas interioricen a que riesgo están, y eso necesita estudios y personas que conozcan del tema, para librarnos de ese flagelo, agregó.

El curso internacional de dengue -dijo- reúne cada dos años la experiencia cubana y todo lo que el mundo conoce sobre esta infección, y lo que tiene que ver con su fisiopatología y clínica, los resultados de laboratorio, las mejores técnicas de diagnóstico, el manejo clínico del dengue grave y las nuevas informaciones de esta enfermedad y su vector.

«Esta es una enfermedad que avanza progresivamente en el mundo, causa miles de muertos todos los años y hay brotes importantes en países de Latinoamérica», acotó el doctor. La estrategia es controlar el vector, tratando de afectar lo menos posible al medioambiente, subrayó.

«Insistimos en que la agresión al medio con los insecticidas y las fumigaciones sencillamente matan a otras especies y causan daño al hombre, y por tanto el control biológico también juega un papel importante», resaltó.

ENFERMEDAD DEL DENGUE ESTÁ ASOCIADA AL SUBDESARROLLO

De acuerdo con el director del IPK, el dengue es una enfermedad asociada al subdesarrollo, la pobreza, la inequidad social y a las pésimas condiciones de salud.

Señaló que en el caso de Cuba, a pesar de su subdesarrollo, tiene menores índices de infestación pues posee un poderoso sistema de salud. «Tenemos, dijo, un sistema que trata de acorralar todos los problemas de salud que tenga la población cubana y de minimizarlos».

Por su parte, el entomólogo Juan Andrés Bisset, investigador del IPK, dijo que existen cuatro puntos básicos para eliminar una patología como el dengue, entre ellos la voluntad política, como la de Cuba, que se expresa en la dedicación de recursos y la capacitación del personal.

También son necesarios la participación de toda la comunidad y la sociedad civil en su conjunto para enfrentar el virus, así como el uso de la legislación y de un soporte técnico que otorgue las herramientas básicas a los operarios y garantice la aplicación correcta de los insecticidas.

Científicos cubanos, explicó Bisset, buscan relacionarse con nuevas tecnologías que acerquen la eliminación del vector en la isla, y con vistas a humanizar aún más el trabajo de la campaña antivectorial y lograr también el ahorro de recursos.

Actualmente, en algunos países se trabaja en buscar métodos más precisos para disminuir las poblaciones del vector, como el desarrollo de los mosquitos transgénicos y la inoculación de microorganismos que producen infertilidad en los mosquitos adultos, para buscar la eliminación de las poblaciones de Aedes aegypti, comentó el doctor.

/ymp/

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, una editora, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


ocho + = 12