• Portada
  • Cuba
  • Cuba y Estados Unidos entran en nueva etapa de acercamiento
Cuba

Cuba y Estados Unidos entran en nueva etapa de acercamiento

bandera-estadosunidos-cubaWaldo Mendiluza
Prensa Latina

La Habana.- Cuba y Estados Unidos entraron en una nueva etapa del proceso de acercamiento bilateral, después de completarse la reanudación de relaciones diplomáticas y la reapertura de embajadas en ambas capitales.

La visita realizada este viernes por el secretario norteamericano de Estado, John Kerry, a la isla y el izamiento de la bandera estadounidense aquí pusieron fin a una etapa inicial en el camino hacia la normalización, anunciado el pasado 17 de diciembre por los presidentes Raúl Castro y Barack Obama.

Aunque el 20 de julio quedaron restablecidos los vínculos y reabiertas las sedes diplomáticas, en una ceremonia que incluyó la izada en Washington D.C. del pabellón de la estrella solitaria, faltaba por elevar la bandera de las barras y las estrellas en suelo cubano.

De acuerdo con ambos gobiernos, comienza un nuevo proceso más largo y complejo, que bajo el respeto a la soberanía y la no injerencia en los asuntos internos permita la convivencia entre vecinos, marcada por el reconocimiento de las profundas diferencias existentes y la voluntad de trabajar juntos en temas de interés común.

En una rueda de prensa conjunta en el emblemático Hotel Nacional, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, reiteró la disposición de la mayor de las Antillas a tratar cualquier tema sobre la base del respeto mutuo.

Por su parte, Kerry expresó la determinación de la Administración Obama de «mirar hacia delante», luego de señalar en el acto de izamiento la voluntad de «acercarnos como dos pueblos vecinos, no como enemigos o rivales».

LA NUEVA ETAPA 

Rodríguez y Kerry anunciaron la activación de una comisión bilateral encargada de definir los temas a abordar en la nueva etapa, entre ellos los asuntos pendientes tras más de 50 años de distanciamiento, caracterizados por el bloqueo impuesto a la isla y el empeño de aplicar a la misma la doctrina del cambio de régimen.

El grupo conjunto iniciará sus labores el mes próximo, con la experiencia de las negociaciones que llevaron al restablecimiento de lazos y la reapertura de embajadas, pláticas calificadas de serias y constructivas por las partes.

Para Cuba, no pueden existir vínculos normales entre dos países si uno de ellos mantiene contra el otro un cerco económico, comercial y financiero, usurpa de manera ilegal una porción de su territorio (la base naval de Guantánamo) e insiste en desestabilizarlo.

Al respecto, el Secretario de Estado reconoció la necesidad de levantar el bloqueo y reiteró el compromiso de Washington con lograr el fin del mismo -lo cual está técnicamente en manos del Congreso-, pero descartó abordar de inmediato otras preocupaciones de La Habana.

Según Kerry, existen muchas cuestiones complejas sobre la mesa que deben priorizarse y áreas en las cuales se puede avanzar con mayor facilidad, «aunque no rechazamos ningún tema que pudiera salir en el proceso».

Los dirigentes también mencionaron el interés en tratar el asunto de las compensaciones, que Cuba reclama por los daños causados a la isla después de décadas de agresividad norteamericana, mientras Estados Unidos las pide por la nacionalización de propiedades a sus ciudadanos.

Rodríguez aclaró que las leyes cubanas prevén esa figura, aplicada para compensar a todos los extranjeros afectados por las medidas revolucionarias, menos a los estadounidenses, ya que la hostilidad de Washington contra el proceso que triunfó el primero de enero de 1959 impidió hacerlo.

TEMAS EN AGENDA

El canciller cubano recibió a Kerry en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, donde conversaron sobre temas relevantes para los dos países.

«Coincidimos en la importancia de abrir nuevas áreas de diálogo, consolidar los mecanismos de cooperación bilateral ya creados y explorar y abrir otros en esferas diferentes, como el medio ambiente, la salud, la ciencia y el cumplimiento y la aplicación de la ley», precisó Rodríguez.

El secretario norteamericano de Estado, el primero en visitar Cuba desde que lo hiciera Edward Stettinius en 1945, también destacó la necesidad de discusiones acerca de lucha anti-drogas, seguridad marítima y aviación civil.

/ymp/

 

Artículos relacionados

Decretan duelo en Cuba por muerte del Presidente de Viet Nam

Redacción Tiempo21

El bloqueo de EE.UU. contra Cuba es un pecado, afirma norteamericana

Redacción Tiempo21

Comienza MITM Américas en La Habana

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


× 3 = veinte uno