Las Tunas, Cuba. Miércoles 18 de Julio de 2018
Home > Las Tunas > Escasas precipitaciones y poco beneficiadas las fuentes de abasto en Las Tunas

Escasas precipitaciones y poco beneficiadas las fuentes de abasto en Las Tunas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

presa-mampostonLas Tunas.- Una difícil situación hidrológica se vive por estos días en Las Tunas, provincia a casi 700 kilómetros de La Habana, y ello se evidencia en las escasas lluvias ocurridas en el transcurso de este año en los ocho municipios del territorio.

De enero a la fecha se reporta un desfavorable comportamiento de las precipitaciones, con alrededor de 370 milímetros de agua, lo que representa el 66 por ciento de acumulado, cifra por debajo de la media histórica de la provincia que es de 565. 6 milímetros.

Por su parte el mes de julio cerró con un aproximado del 54 por ciento, lo que significa que el régimen de lluvias fue insuficiente y no benefició el llenado de los embalses del territorio.

El desfavorable comportamiento de las precipitaciones en lo que va de año provocó un descenso significativo del agua embalsada y en otras fuentes de abasto como ríos, pozos.

Las 23 presas administradas por el sistema de Recursos Hidráulicos en la provincia acumulan solo un 21 por ciento de su capacidad total de llenado, que es de 350 millones 915 mil metros cúbicos de agua. Las más críticas son las tres ubicadas en el norteño municipio de Manatí: Gramal, Yariguá y Ciego.

También en similar situación están los embalses Cayojo, una de las tres fuentes principales de abasto a la ciudad cabecera y El Lavado, que abastece al municipio de Jobabo.

La presa Juan Sáez, la de mayor capacidad en el territorio y que admite 112 millones de metros cúbicos de agua, igualmente está deprimida, otra muestra de la prolongada y extrema sequía que azota a los habitantes de esta oriental provincia.

Este déficit limita el suministro de agua a la población y la agricultura. Actualmente 396 comunidades, afectadas por sequía total y parcial, reciben el agua por pipas y cuya cifra debe seguir en aumento.

Tal situación perjudica a más de 104 mil habitantes de la provincia, fundamentalmente de los territorios de Manatí y Jobabo, aunque también repercute en Puerto Padre y el territorio cabecera.

Según especialistas del Departamento de pronósticos del Instituto de Meteorología en el territorio, este año debe llover alrededor de un 50 por ciento de la media histórica, por tanto se augura un período seco, algo perjudicial para la agricultura y otras esferas de la economía y la sociedad.

De ahí la necesidad de extremar las medidas de ahorro de agua tanto en el hogar como en las entidades estatales, en aras de evitar pérdidas innecesarias de un líquido tan vital para todos los habitantes del orbe.

/ymp/

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Edelmis Cruz Rodríguez

Periodista. Graduada de la Universidad de Oriente. Como reportera atiende los temas de la Construcción y las organizaciones sociales, fundamentalmente. Es constante en el trabajo diario como una de sus características principales. Le gusta trabajar los temas de la mujer y los colectivos laborales en la base. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @EdelmisCruz

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


− ocho = 1