• Portada
  • El mundo
  • El ALBA-TCP se consolida como pilar de desarrollo y soberanía
El mundo

El ALBA-TCP se consolida como pilar de desarrollo y soberanía

Luis Antonio Gómez Pérez
Prensa Latina

Caracas.- La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), con más de una década de trabajo por la integración regional, se afianza en el presente como pilar para el desarrollo del área.

Así quedó refrendado en la declaración final del bloque correspondiente a la IV reunión extraordinaria de su Consejo Político, celebrada en Caracas en agosto de este año.

El texto ratifica los principios fundacionales de la organización, en particular la solidaridad, la cooperación genuina, la justicia social y la complementariedad económica.

Asimismo, propone el relanzamiento de proyectos socio-económicos productivos para fortalecer la región y superar la lógica del modelo capitalista.

En el aspecto económico, señala la construcción y desarrollo de una zona económica complementaria entre el ALBA-TCP, la Comunidad del Caribe y la iniciativa de cooperación energética Petrocaribe.

Tal espacio será un importante centro de apoyo económico, comercial, productivo y de colaboración solidaria entre los países de la región.

Igualmente se firmaron acuerdos energéticos y sociales a menor escala, todos con financiamiento de fondos de Petrocaribe y del Banco del ALBA.

Entre ellos figuran la construcción en Antigua y Barbuda de una planta de energía eólica, la edificación de un centro médico y el mejoramiento de los sectores productivos agrícolas de Dominica, la instalación de paneles solares en escuelas públicas y la fabricación de viviendas en San Cristóbal y Nieves.

Además, están el levantamiento y la rehabilitación de escuelas en Granada, de centros deportivos en San Vicente y las Granadinas, y casas en Santa Lucía destinadas a personas sin hogar.

Mientras que el ALBA-TCP invierte en esos proyectos, los centros de poder capitalista solo abogan por la desestabilización de América Latina y el Caribe y el saqueo de sus recursos, advirtió el presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien encabezó la clausura de la cita.

BATALLA POR LA SOBERANÍA REGIONAL

En la reunión de Caracas, los representantes de Bolivia, Nicaragua, Dominica, Santa Lucía, Granada, Ecuador, San Vicente y las Granadinas, Antigua y Barbuda, San Cristóbal y Nieves, Cuba y Venezuela (integrantes del ALBA-TCP) acordaron potenciar como bloque la soberanía regional.

En tal sentido, la declaración final constituyó una denuncia a planes imperialistas trazados para forzar -mediante el uso de estrategias de guerra no convencional- la salida de los gobiernos progresistas de la región, electos democráticamente por sus pueblos.

Los cancilleres y representantes del ALBA-TCP que acudieron a la capital venezolana se comprometieron a entregar al Consejo Presidencial del bloque un plan para contrarrestar las arremetidas contra Ecuador y El Salvador, cuyos gobiernos enfrentan actos desestabilizadores dirigidos por la oposición interna.

Adelantaron que crearán comisiones de acompañamiento integradas por ministros de Relaciones Exteriores, buscarán el apoyo de otras alianzas latinoamericanas y realizarán con periodicidad actos de solidaridad con los países agredidos.

Según el presidente Maduro, contra América Latina y el Caribe hay vigente un plan conspirativo para eliminar a los gobiernos revolucionarios, pues los poderes tras esas maquinaciones saben que no caerán por la vía electoral.

Además de los casos de Ecuador y El Salvador, el mandatario señaló situaciones similares en Brasil y Argentina, a cuyas autoridades trasladó su solidaridad y apoyo.

En cuanto a su país, Maduro denunció ataques contra la estabilidad venezolana fraguados por el Comando Sur de Estados Unidos y afirmó tener pruebas de cómo esa entidad colocó funcionarios en la embajada de Washington en Caracas para liderar planes subversivos.

Al respecto, adelantó que se creará una comisión con el país norteño a fin de presentar todas las evidencias de esas maniobras y otros estímulos a agresiones como la guerra económica y el financiamiento de bandas paramilitares, ambas con apoyo de la oposición interna.

Para el ALBA-TCP es fundamental el fortalecimiento de la unidad regional, así como hacer honores a la proclamación de América Latina y el Caribe como zona de paz, hecha en 2014, en La Habana, por los jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Los diplomáticos y ministros reunidos en la capital venezolana también ratificaron el compromiso del bloque con los principios del Derecho Internacional, el respeto a la soberanía, la solución pacífica de las controversias, la no intervención en los asuntos internos de otras naciones y la abstención del uso la fuerza o amenazar con ella.

En ese sentido, condenaron los factores externos que pretenden agudizar el diferendo territorial vigente entre Venezuela y Guyana, resquebrajar de esa manera la unidad en la región y frustrar mecanismos como los de Petrocaribe y la Celac.

El ALBA-TCP apoya el diálogo diplomático entre Caracas y Georgetown para propiciar la solución pacífica del conflicto.

«Todo intento por someternos o dividirnos estará inevitablemente destinado al fracaso», indica la declaración emitida en la capital venezolana.

De acuerdo con Maduro, aún queda mucho por hacer en América Latina y el Caribe para lograr la definitiva soberanía. Una década del ALBA-TCP es apenas un comienzo en comparación con cinco siglos de explotación colonial y neocolonial sufridos por nuestros pueblos, comentó.

No obstante, aseveró que el citado organismo de integración es un verdadero motor del nuevo mundo, nacido con los más profundos sentimientos independentistas.

El mandatario insistió en que los países del área carecen de fuerzas si están aislados, pero unidos tienen la capacidad de erigirse como un poder y enfrentar los planes actuales de recolonización.

Con la IV reunión de su Consejo Político, el ALBA-TCP reafirmó la ruta hacia el desarrollo común.

De momento, el próximo análisis de la situación de los países miembros y el avance de los procesos de integración tendrá lugar el último trimestre de este año en la capital de Cuba, a donde acudirán los jefes de Estado y de Gobierno de la alianza, según la declaración de Caracas.

Artículos relacionados

Abrirá sus puertas hoy PsicoHabana 2018

Redacción Tiempo21

Delegación partidista de Cuba visita importante diario de China

Redacción Tiempo21

Café cubano cautiva al público en feria internacional de China

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


cinco + 4 =