Historia

Joaquín de Agüero y Agüero, primer cubano que dio libertad a sus esclavos

Lázaro David Najarro Pujol
Prensa Latina

Camagüey, Cuba.- Consta en la historia de Cuba que 26 años antes que Carlos Manuel de Céspedes le diera la libertad a sus esclavos para iniciar la primera guerra por la independencia, un camagüeyano ilustre ya había dado ese avanzado paso: Joaquín de Agüero y Agüero. A su patria y a la otrora villa de Santa María del Puerto del Príncipe, hoy Camagüey, a unos 570 kilómetros al este de La Habana, dedicó toda su vida y energías.

Los padres de Joaquín de Agüero y Agüero tenían algunas propiedades urbanas y rurales por lo que la familia gozaba de una posición económica desahogada.

Joaquín nació el 15 de noviembre de 1816 y a los 21 años de edad viajó a La Habana para estudiar la carrera de derecho en la Real Universidad.

Antes de culminar los estudios Joaquín es llamado por sus padres con el objetivo de que administrara las propiedades de la familia.

Contrajo matrimonio el 7 de enero de 1839, con su prima Ana Josefa de Agüero Perdomo, con quien tuvo tres hijos. Dos años después inició las gestiones para el establecimiento de una escuela pública en Guáimaro, demarcación que carecía de esa institución educacional.

A mediados de 1842 la propuesta de Agüero fructificó. Inmediatamente concedió la libertad a sus esclavos, convirtiéndolo en un hombre de ideas avanzadas para su época.

Su actitud preocupó a las autoridades coloniales y es constantemente vigilado y hostilizado por los esclavistas. Ante la persecución, se vio obligado a abandonar la Isla en mayo de 1843. Durante algunos meses permaneció en la ciudad de Filadelfia, en Estados Unidos.

A su regreso a Cuba tuvo que comparecer ante el gobernador para explicar por qué había viajado al exterior sin el pasaporte correspondiente.

Criticó públicamente las arbitrariedades del régimen imperante en la Isla y a fines de 1849 participa en la fundación de la Sociedad Libertadora de Puerto Príncipe, que tenía como objetivo principal preparar un levantamiento armado contra el poder colonial.

El cuatro de julio de 1851 se declaró en rebelión contra la metrópoli española y redacta un acta de independencia.

Con un grupo de conspiradores marcha hacia Las Tunas con el propósito de tomar la demarcación por asalto. Por un lamentable error combatieron entre sí y tuvieron que retirarse.

Tiempo después Joaquín de Agüero y Agüero y sus hombres fueron atacados por las fuerzas españolas en la finca San Carlos de Melilla. Fracasado el movimiento se dirigieron a la costa norte, donde fueron capturados el 23 de julio.

Los conspiradores quedaron incomunicados en el otrora cuartel de Caballería «hoy museo provincial Ignacio Agramonte» donde se formó un Consejo de Guerra Sumarísimo para juzgarlos.

Mientras tanto un grupo de patriotas planeaba la fuga de Joaquín y sus hombres, y el pueblo mostraba su indignación.

Las tropas españolas redoblaron la guarnición y abortaron el rescate. El Consejo dictó sentencia de muerte contra Joaquín de Agüero, Fernando de Zayas, Tomás Betancourt y Miguel Benavides.

Se ofrecía el indulto a los reos a cambio de su arrepentimiento y la firma de una declaración de adhesión a España.

La respuesta de Agüero, de 40 años de edad, fue más que clara: No haría traición a sí mismo pues siempre había sido fiel a sus principios de honradez y que nada recordaba en su vida que lo avergonzara…»

El 12 de agosto de 1857 los patriotas fueron fusilados en las afueras de la villa de Santa María del Puerto del Príncipe, donde hoy se encuentra la Plaza de la Revolución “Joaquín de Agüero y Agüero”, un sitio visitado por miles de cubanos.

Tiempo después un patriota anónimo escribió sobre la tumba de Joaquín:

“Víctima infausta de un amor sincero
Sentido por el hombre y por la gloria
Yace aquí el adalid Joaquín de Agüero
Su nombre guarda la cubana historia,
Su muerte llora el Camagüey entero”

/ymp/

Artículos relacionados

Comandancia del Cuarto Frente en la memoria de San Joaquín

Tania Ramirez

La Historia me absolverá: 65 años después con plena vigencia

Redacción Tiempo21

Potrero Hormiguero, símbolo de Las Tunas

Tania Ramirez

Enviar Comentario


3 − = cero