Cultura

Por un camino siempre tradicional: Raíces Soneras

Majibacoa- El grupo Raíces Soneras, considerado uno de los principales impulsores del uso de la tumbandera, es en la actualidad uno de los pilares más importantes de los géneros tradicionales de la música cubana en la provincia de Las Tunas.

Raíces Soneras, leal defensor de los ritmos más autóctonos de la región oriental de Cuba, está integrado por diez personas entre familiares y amigos de la familia Miranda.

A decir de Benerado Segura Montero, director del Centro Provincial de Casas de Cultura, «el grupo contribuye, sin dudas, a la defensa de los géneros que identifican a esta isla, como el Nengón y el Son, utilizando instrumentos como la marímbula, el bongó, las claves, la tumbadora, el güiro, las maracas, el tres y la guitarra, logrando popularidad y reconocimiento. Recientemente se le otorgó la Beca de Creación para la Cultura Nacional Tradicional».

Su majestad, la música

El Grupo Raíces Soneras, que ha paseado la música cubana y tunera por los más diversos e importantes escenarios, nació y creció del seno del calor del movimiento de artistas aficionados.

«La agrupación surge hace más de 20 años cuando la promotora cultural Eloísa González se acerca a mi abuelo Rafael con esa intención. Empezamos él, mi mamá, algunos primos y yo algo parecido a un juego», así lo cuenta a Tiempo21 uno de sus integrantes, Mariela Rodríguez Miranda.

«Nos dimos a conocer en los inicios en comunidades cercanas y en la actualidad tenemos un amplio currículo en el que sobresalen la participación en festivales con carácter internacional como el Festival del Caribe, de la provincia de Santiago de Cuba, la Fiesta de Arte Popular, de Ciego de Ávila, la Fiesta Iberoamericana en Holguín y la Jornada Cucalambeana, en nuestra provincia donde tenemos un arduo trabajo de promoción de los verdaderos valores de la música cubana», acotó Rodríguez Miranda.

¿Qué es una tumbandera?

«Es un cordófono compuesto por el grupo de las arpas con portacuerda flexible en forma de arco, el cual se fija en la tierra por uno de sus extremos y por el otro se le ata una cuerda. El resonador está unido al portacuerda y consiste en una cavidad hecha en la tierra o un recipiente enterrado de metal o de madera en forma de caja colocado cerca del portacuerda, que se cubre con una tapa donde se fija y tensa el otro extremo de la cuerda», explicó Mariela Rodríguez Miranda, además de bailarina es la promotora cultural de la familia.

Félix Ramos, uno de los artistas más importantes de la música en Las Tunas y defensor de los géneros más tradicionales, no pudo dejar de resaltar la impresionante actuación del grupo en el año 2012. En la Jornada Cucalambeana, de ellos expresó que «Mientras agrupaciones como Raíces Soneras toquen así la música cubana, nuestro Son estará garantizado».

Más allá de la música

La conservación de las tradiciones siempre ha sido prioridad de la familia Miranda, así lo destacó Edith Miranda, máxima representante del proyecto Casa de las Tradiciones, ubicado en la comunidad de San Joaquín donde residen la mayoría de los integrantes de Raíces Soneras.

«Esta iniciativa es parte indisoluble del grupo, es nuestro escenario principal, es nuestro hogar. Durante años mi familia se ocupó de preservar la arquitectura original de esta vivienda y los objetos propios del quehacer campesino y se nos ocurrió transmitir toda esta cultura a las nuevas generaciones a través de una consecuente comunicación por parte de nosotros, sus moradores.

«Fue realmente mi padre el máximo inspirador de todo. Aquí disfrutábamos desde niños los guateques que reunían a decenas de familias de la comarca, muchas veces amanecían tocando la guitarra, las maracas y el bongó. Otros improvisaban los versos de Juan Cristóbal Nápoles Fajardo, El Cucalambé, mientras los más jóvenes bailábamos al compás del son y de la guaracha. Al morir mi padre, con casi cien años de edad, fui yo la que propuso no dejar morir esa tradición de familia. Hoy soy la líder del grupo Raíces Soneras y defensora del nuevo proyecto Casa de las Tradiciones », acotó Edith Miranda, voz líder de la agrupación.

En el interior de la vivienda los visitantes pueden apreciar tradiciones relacionadas con el mundo bucólico como tomar café en jícara, las formas de entablar y cobijar un bohío, los objetos propios del quehacer en el campo, la elaboración de platos con maíz y viandas asadas, los trajes típicos del campesinado cubano, el correcto secado del arroz y otros atractivos.

Sin dudas, Casa de las Tradiciones, un espacio para adentrarse aún más en las verdaderas costumbres campesinas, espacio para conocernos mejor.

Defensores de la cultura cubana

La familia Miranda de las Tunas, gestora de Raíces Soneras y perenne promotora de los ritmos tradicionales, ha servido de fuente de inspiración a otros grupos cubanos y extranjeros que han disfrutado sus actuaciones en su escenario hogareño o en importantes festivales.

Raíces Soneras tiene hoy sobradas razones para ser integrantes de honor del catalogo cubano de agrupaciones portadoras de la cultura popular.

/ymp/

 

 

Artículos relacionados

Savia joven para la cultura en Las Tunas

Yanetsy Palomares Pérez

Distinguen a trabajadores de la cultura en Las Tunas

Yanetsy Palomares Pérez

Premian a periodistas de Radio Victoria en Evento de promoción cultural Imágenes

Sheyla Arteaga Rodriguez

Enviar Comentario


ocho + = 10