Las Tunas, Cuba. Lunes 22 de Enero de 2018
Home > Especiales > Lecturas > Mi ciudad

Mi ciudad

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Mi ciudadLas Tunas deja de existir como ciudad para convertirse en remanso, refugio, hogar.

Ya no es la ciudad de mis sueños ni de mi niñez, de mi adolescencia y primera juventud, cuando cada tarde buscaba un acomodo en un rincón cualquiera para pasar un rato con la novia de turno, siempre bajo el riesgo de que alguna señora me regañara por comportamientos indignos, según sus prejuicios.

Mi ciudad me acompaña siempre, desde que me levanto hasta que me acuesto, desde que la recorro cada día cuando marcho o vengo del trabajo, y lejos de cansarme, siempre se me antoja distinta, acogedora, bella.

Es esta mi urbe pequeña, siempre calentita y acogedora, hospitalaria y de mujeres bellas que vienen y van y se quedan, con un paso que estremece los cimientos de su estructura, porque el paso de una dama siempre es intempestivo, interrogador.

Sé que mi ciudad no es la más bella del mundo, pero se me antoja cual París, Londres, Accra, Tamale, Kumazi, Cape Cost, y cuando he estado en esas urbes siempre Las Tunas impone su presencia, y me reclama y me sigue cautivando con el llamado de la sangre.

Así son las ciudades nativas, las que reciben tu primer grito al mundo y te ven crecer a su sombra y a su luz, con esas caricias, únicas por demás, que te levantan de la tierra en un suspiro, para hacerte saber, siempre, que serán tu hogar donde quiera que estés.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Miguel Díaz Nápoles

Periodista, fotorreportero, realizador de radio y vídeo, profesor universitario. Master en Ciencias de la Comunicación. Su pasión profesional va de las imágenes a la palabra hablada y escrita. Cuando nadie lo ve escribe versos para luego regalarlos envueltos en flores. Vivió en África tras la huella de los médicos cubanos por los pobres de este mundo y trabajó por más de un año como editor de contenido en TeleSur, su mejor escuela, su mejor historia. Se hizo periodista para ayudar a empujar a su país y a multiplicar las voces de lo desposeídos. Siente orgullo por vivir en un país libre y haber ayudado a la causa de la Revolución bolivariana. Para él, Tiempo21 es otra de las grandes historias de su vida, de sus grandes pasiones. Ama a sus hijos y a su familia, su gran sustento, su gran verdad. dnapoles@enet.cu Blog: http://migueldnet.blogspot.com/

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


cinco × 2 =