• Portada
  • Las Tunas
  • Niños con enfermedades crónicas reciben donación de trabajadores del Turismo
Las Tunas

Niños con enfermedades crónicas reciben donación de trabajadores del Turismo

Niños con enfermedades crónicas reciben donativo de trabajadores del Turismo
Ernesto se quedó sorprendido con su regalo.

Las Tunas.- Como un rayito de luz para iluminar la tristeza llegaron los trabajadores de la Sala de Fiestas Luanda de la Sucursal Extrahotelera Palmares, al servicio de oncohematología y terapia intermedia del Hospital Pediátrico de Las Tunas, donde esperaban seis pequeños que luchan por la vida.

Juguetes y bolsas con disímiles artículos para aseo personal fueron obsequiados por este colectivo que el pasado 17 de julio recibió la bandera de vanguardia nacional del Turismo. Y en dos de las salas más conmovedoras en la asistencia a la población infantil los sorprendió una peculiar conmoción.

Roger Cuevas Carbonell, animador del centro recreativo, comentó a Tiempo21 que no es la primera ocasión que realizan donativos para colaborar en la lucha contra el cáncer.

«Para nosotros que trabajamos en la recreación del pueblo ver a padres con niños en instalaciones de este tipo realmente nos conmueve. El aporte de la propina de cada año, así como los juguetes preferidos de los pequeños, para colaborar en mínima medida a disminuir su sufrimiento es más que un compromiso, un orgullo».

La sorpresa fue entregada personalmente a los niños y sus padres. Entonces en sus rostros se dibujó el agradecimiento.

Ernesto tiene nueve años y quedó muy contento por el juego que le entregó Osmani Labrada, el administrador de la Sala de Fiestas Luanda. Mientras Yaima Valdés, la mamá de la niña Yiliana, quien sufrió un accidente cerebrovascular que la dejó en estado vegetativo, expresó que agradecen el gesto porque pasan mucho tiempo en el hospital y es un acto muy bonito pensar en estos pequeños.

Leonel Pupo, vive desde hace cinco años junto a su hijo Danger, quien desde su nacimiento nunca ha podido salir del hospital, y valora como gesto muy humano la visita y obsequios para los niños.

Lianne López Escobar, residente de primer año de pediatría y al frente del servicio de oncohematología en el momento del donativo, valora que son gestos maravillosos y motivan mucho para que los niños tengan cada día más deseos de vivir.

Sobre las características del servicio de oncohematología en la provincia de Las Tunas la doctora dijo que la atención en la sala es integral porque son médicos y enfermeros. Tienen niños con enfermedades crónicas sin solución, pero otros sí, por eso se concentran en varios estudios.

¿Cuán difícil para usted como madre asumir esta labor?

«Bueno, para mí la pediatría es una de las especialidades más lindas que existen, por no decir que es la más linda. Cada día nos fortalece más y nos hace sentir más seres humanos. Tener la satisfacción de decir salvamos un niño y poder darle seguimiento para una vida futura».

Yunia Medina Arrieta, la mamá del pequeño Ernesto, de nueve años, explicó que es un personal médico muy disciplinado, muy tratable y pendiente a lo que le pasa a los niños y eso los reconforta ante tanta angustia.

Porque la sonrisa de un pequeño es el mejor aliciente para cualquier dolor, los trabajadores del turismo suelen colaborar con el programa de lucha contra el cáncer para hacer un poco más felices a quienes viven con la enfermedad que constituye la primera causa de muerte en Las Tunas.

/mdn/

 

Artículos relacionados

Violencia de género, conceptos claves para el debate en Las Tunas

Yami Montoya

San Miguel a la vanguardia en la producción cañera de Las Tunas

Yaimara Cruz García

Dona organización estadounidense sillas de ruedas en Las Tunas

Adalys Ray Haynes

Enviar Comentario


8 × nueve =