• Portada
  • El mundo
  • Trump lidera sondeos entre republicanos para comicios 2016 en EE.UU.
El mundo

Trump lidera sondeos entre republicanos para comicios 2016 en EE.UU.

El controversial candidato republicano estadounidense a las presidenciales de 2016, Donald Trump, tiene el apoyo de 28 por ciento de los posibles votantes, el doble de su competidor más cercano, Jeb Bush, reveló una encuesta publicada hoy, reporta Prensa Latina.

La pesquisa, realizada por The Economist y la encuestadora YouGov, mostró que Bush, exgobernador de Florida, cuenta con 14 por ciento, seguido por el gobernador de Wisconsin, Scott Walter (13), el neurocirujano retirado Ben Carson (siete) y el senador Rand Paul con cinco por ciento.

En el orden de la lista de preferencias en el pelotón de 16 aspirantes del partido rojo se ubican los senadores Marco Rubio y Ted Cruz con cuatro puntos porcentuales cada uno, seguidos por el exgobernador de Arkansas Mike Huckabee, el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, y la empresaria Carly Fiorina, cada uno con tres por ciento.

Trump, magnate multimillonario, ocupó el primer lugar en una encuesta similar hace dos semanas con 15 por ciento de posible apoyo, lo que significa que casi duplicó el porcentaje de potenciales seguidores, recuerda este sábado el diario The Hill.

Sin embargo, los hispanos, un sector vital dentro de la sociedad estadounidense, desaprueban de forma casi unánime la figura de Trump, en particular por sus controversiales planteamientos racistas y en contra de los indocumentados que residen en Estados Unidos.

Al respecto, una encuesta realizada a mediados de julio por la cadena Univisión demostró que más de 70 por ciento de los latinos que residen en este país tienen una visión desfavorable de Trump.

El mismo sondeo de dicha televisora señala que la candidata demócrata Hillary Clinton, obtendría 64 por ciento de los votos de los hispanos frente a Bush, lo que incluye una ventaja de cinco puntos en Florida.

Durnate una visita relámpago a la ciudad de Laredo, Texas, Trump cargó nuevamente contra la llegada de indocumentados a Estados Unidos e insistió en la construcción de un muro en el borde con México.

Afirmó que existe un gran peligro con los ilegales, no obstante, aseguró tener “una gran relación” con los hispanos, incluso a pesar de que los líderes latinos llamaron a un boicot en su contra por calificar a los inmigrantes mexicanos como criminales, violadores y drogadictos.

/edc/

Artículos relacionados

EE.UU. gasta millones en intentos de subversión en Cuba

Redacción Tiempo21

Red solidaria con Cuba inicia cita anual en Minneapolis, EE.UU.

Redacción Tiempo21

Las preguntas sin respuestas de Cuba a EE.UU. en la ONU

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


seis + = 9