Las Tunas, Cuba. Martes 21 de Noviembre de 2017
Home > Especiales > Historia > Sublevación de esclavos en Minas del Cobre

Sublevación de esclavos en Minas del Cobre

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Jorge Wejebe Cobo
Agencia Cubana de Noticias

El 24 de julio de 1731 los trabajadores y esclavos del poblado de Minas del Cobre, cerca de Santiago de Cuba, se sublevaron con el propósito de exigir sus derechos ante las malas condiciones a  las que los sometían las autoridades españolas  y probablemente fueron los únicos   que durante la etapa colonial en la Isla lograron su objetivo  por la vía de la insurrección.

Los antecesores de los sublevados eran antiguos esclavos africanos e indios que laboraron en las  minas de cobre hasta el siglo XVII, cuando la actividad de la minería casi se extinguió por dejar de tener interés económico en esa época y muchos de ellos se asentaron en el poblado y se dedicaron a la agricultura, el comercio y otras actividades dando origen al caserío.

El gobernador de Santiago de Cuba, Pedro Ignacio Jiménez, trató de obligar desde 1729 a esos habitantes a trabajar como  nuevos esclavos en obras de defensa y de interés de la corona española, violando los derechos y tradiciones  de la comunidad, la mayoría mestizos y negros e, incluso, concibió  venderlos como cautivos en 1731.

Estos excesos provocaron la sublevación y  muchos de sus protagonistas se unieron  a los cimarrones de los palenques en las lomas cercanas.

Ante la decisión de los complotados, el poder colonial cedió a sus peticiones aunque solo en 1801 se legalizaron sus derechos y  se les reconoció como hombres libres y dueños  de la tierra, que la mayoría  explotaban en pequeñas propiedades como campesinos. En tanto,  esclavos participantes en la sedición  obtuvieron su libertad  mucho antes de que la esclavitud  se aboliera en la Isla en 1886.

Como antecedente de tal acción de rebeldía, en 1723 se produjo  la protesta de los Vegueros contra el monopolio del comercio del tabaco en Santiago de las Vegas y Bejucal, en La Habana, que fue reprimida con crueldad  por las fuerzas militares al ahorcar  a decenas de campesinos en árboles en la  vereda de los   principales caminos a las salida de la Villa, desenlace muy diferente a la suerte de los amotinados del cobre.

Quizás  las razones que explican las causas de la excepcionalidad del tratamiento a la sublevación se encuentren en la propia ubicación del lugar, sitio de peregrinación y devoción a la Virgen de la Caridad del Cobre, por lo cual no era propicio convertirlo en escenario de severas represiones sin que se corriera el peligro de una implicación religiosa desfavorable al régimen peninsular.

Además, los sublevados fueron apoyados en sus reivindicaciones por el sacerdote Alejandro Ascanio, capellán del Santuario, quien los defendió ante las autoridades de la Isla y la propia  Corona española.

También  encontramos otras posibles causas relacionadas con el miedo a una generalización de la sublevación entre la masa de esclavos, en las apreciaciones del futuro Obispo Pedro Agustín Morell de Santa Cruz, quien intervino para evitar mayores consecuencias del acontecimiento  y escribió que “podía perderse toda la Isla manteniéndose en su obstinación dichos esclavos y  (.) a muy poca distancia se sublevarán todos y se harían señores de las poblaciones”.

El  siete de julio de 1997 se erigió una escultura como Monumento al Cimarrón, el héroe anónimo de esta gesta, en lo alto de una loma en las cercanías del Santuario del Cobre como parte del proyecto de la UNESCO, Ruta del Esclavo y en  2012 Declararon Monumento Nacional al Paisaje Cultural del Cobre.

/mdn/

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


cinco − = 1