Las Tunas, Cuba. Sábado 21 de Octubre de 2017
Home > Especiales > Gente > Una mujer de versos

Una mujer de versos

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Odalys Leyva (Tiempo21 /Foto Angeluis)

Odalys Leyva (Tiempo21 /Foto Angeluis)

Las Tunas.- La primera vez que la encontré la escuché hablar del tema de la muerte en la décima cubana, que a mi gusto me dejó inquieta. Así fue mi acercamiento a una de las más prestigiosas voces de la poesía y la narrativa de Las Tunas: Odalys Leyva Rosabal, una mujer genuinamente amante del arte, de la cultura, de los versos.

Desde muy joven la escritura era un interés muy en especial, mientras hacía sus primeros ensayos en la poesía y los guardaba. Su ideario se completó tras la década del 90 cuando por azar de la vida el escritor de Guáimaro Roberto Machado descubrió algunos de sus poemas y predijo que en esos versos había una verdadera poetisa.

Por esa época su vida transcurría como dueña del paladar Sol radiante, en el municipio de Guáimaro, Camagüey, un territorio que sin lugar a dudas la enamoró totalmente de las letras, en los talleres literarios de Diusmel y Roberto Machado, quienes comenzaron a pulir lo que un futuro sería una peculiar escritora, dotada de una amplia obra.

«A Roberto le agradezco mi formación como escritora, a los talleres  literarios,  tanto aprendí que a los cuatro meses y obtuve premios en poesía libre y para niños, en décima, y eso me dio una fuerza, pues a pesar de estar en el mundo de los trabajadores no estatales, tenía una formación social con una ética formada desde mis abuelo» rememora esta escritora dueña de una amplia literatura, de una intensa comunicación que te atrapa en un inimaginado recuento de su vida.

«Desde mi incursión en esos espacios mis padres fueron muy importantes, mi familia tuvo que ayudarme para poder seguir en la literatura. Luego mi esposo Jorge Díaz Naranjo me apoyaba también con nuestro niño Miguel Ángel durante mis viajes, sin ellos mi literatura estaría truncada, detalla con total orgullo esta fémina.

«Esos primeros años… a veces miro atrás con tristeza pero también esa vida me aportó mucho a mis novelas, a mi cuentística, a mi poesía, espiritualmente me faltaban muchas cosas lindas que pude descubrir luego con la vida, las artes», afirma mientras busca en su interior y revive cada recuerdo desde el legado de sus bisabuelos mambises y que hoy permite dialogar con la Odalys poetisa, con una amplia visión del vida, una escritora que la intranquilizan los problemas sociales.

Un pensamiento que brilla desde la décima

Poetas de la Isla reunidas en el encuentro. (Foto: cortesía de la entrevistada)

Poetas de la Isla reunidas en el encuentro. (Foto: cortesía de la entrevistada)

A esta prometedora mujer, amante de los sueños desde la cultura se debe el Grupo Decima al Filo, con 13 años de creado y que integran féminas de orbe. «La idea surgió en una visita por el poblado de Velazco, en la provincia de Holguín, durante una buena etapa en la que estuve viviendo allá.

«Allí conocí a Miriam Peña Leyva, Miroslava Pérez, Ana Rodríguez, Rubiseida Rojas, varias creadoras, tenían una escuela como la de un creador de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) en Holguín, Gilberto Cruz Rodríguez (Pucho) con creadores como Ronel González y José Luis Serrano.

«En esa zona había un movimiento decimístico muy fuerte y ellos me dieron mucha décima. Fue así que terminé de unir todas las vivencias que llevaba con los talleres literarios recibidos en Guáimaro con sus creadores Diusmel y Roberto Machado,y Desiderio Borroto», asevera en su diálogo esta mujer decimista con un pensamiento de defensa de lo femenino.

«En sus inicios éramos seis mujeres, escribíamos a toda hora, nos reuníamos con varios Premios Cucalambé que nos dotaban de herramientas para escribir la décima. Comenzamos a pensar en libros, en proyectos comunitarios, hacer lecturas en los parques, peñas, con todo eso lo ideal era crear un Grupo por eso el nombre Décima al Filo, de mujeres luchadoras, como las mambisas como lo fue Ana Betancourt de Mora, en Guáimaro, pues yo también tenía ese legado, como lo fue Gertrudis Aguilera de Céspedes.

«De esa forma cruzó la frontera y se incorporaron poetisas de la Isla e Hispanoamérica (154) Doctoras como Ana María Baeza, de Chile, Isabel Díaz Serrano, una de las voces más importantes de España, Ibón Martín, traductora de la Academia de los Estados Unidos, María de Jesús Lozano, desde Isla Canarias, quienes mantienen vivo el espíritu del Grupo en peña y revistas, impregnadas de las décimas que hacemos las creadoras como una sola voz cuya esencia es la décima», subraya Odalys quien agradece también su llegada al Frente de Afirmación Hispanista, de México, una institución que ha aportado mucho a su obra y le mostró al mundo con la publicacaión de su primer libro Antología en décima.

«El Frente es una institución muy valedera para Cuba, que ha ayudado a la Isla en todos los tiempos, a la Academia Cubana de la Lengua, la Biblioteca Nacional José Martí, ha donado instrumentos para varias instituciones educacionales, ha publicado libros a más de 90 cubanos, desde Nicolás Guillén, José Martí, especialmente los textos Parnaso de la glosa cubana, una antología muy amplia hecha en el siglo XIX y Arpas cubanas, entre otros».

Sueños entre realidades

«Hace muchos años empecé a construir El Rincón Guáimareño, un sueño con una nueva idea el Centro Cultural José Vasconcelos, en la parte superior de la casa de mis padres de la calle San Miguel, en Guáimaro. Con la ayuda del Frente de Afirmación Hispanista y todo lo que he podido ingresar en mi vida literaria, quise hacer un centro para aportarle a la cultura, para devolver todo lo que me han dado.

«El Centro tiene una sala de concierto para unas 60 personas, un centro de información con la más actual bibliografía, tesis de las universidades de Las Tunas, Camagüey, de todo el país, para que puedan encontrar el estado actual de la décima y las ciencias, libros de los poetas del mundo, una albacea para la cultura. También cuenta con una sala de recepción y habitaciones para los poetas que hasta allí lleguen con el evento Décima al Filo.

«A ese proyecto se han sumado las autoridades de cultura municipal de Guáimaro, pero también la familia, mis padres, tíos, primos. Un espacio para lograr el intercambio con la comunidad siempre con un pensamiento de cambio, para que desde ese rincón los pobladores puedan disfrutar de un concierto que incluya música de Ernesto Lecuona, deleitarse con la música de Franco Rivero Bueno, entre otros músicos».

El apocalipsis no niega a las palomas y Fantasmas insulares son dos nuevos textos de la poetisa tunera Odays Leyva. (Foto: Tiempo21/Angeluis)

El apocalipsis no niega a las palomas y Fantasmas insulares son dos nuevos textos de la poetisa tunera Odays Leyva. (Foto: Tiempo21/Angeluis)

Producciones literarias

Sus más recientes publicaciones la llenan de gozo mientras llegan a bibliotecas y manos de diferentes personas del mundo. «Fantasmas Insulares un libro escrito en su generalidad en verso libre, pero que reúne prosa poética, romancillo y décima en distintas métricas. Un texto que busca la esencia del ser cubano, trata el tema de la Isla con todas sus particularidades, la belleza del alma, la danza, el ballet, los grandes músicos cubanos.

«Crónicas naturales es un volumen que he disfrutado mucho, aglutina todos mis viajes a México, allí están los amigos, hay otros escritores como personajes, personas reconocidas, mi visita a sitios sagrados para los artistas como es Teotihuacán, lugares tan importante para la cultura universal como el Museo de Antropología, que guarda un mundo de misterios, ofrezco al lector toda la belleza de la cultura mexicana.

«El Apocalipsis no niega a las palomas es un texto de poesía, un volumen que trata el tema del fin apocalíptico pero siempre pensando en la esperanza de vida, en que el ser humano puede tratar de salvar el mundo. Este libro busca que el hombre cambie de pensamiento,  trate una manera de afrontar la vida, pero también allí desde una mirada bíblica está lo que puede ser el fin como destrucción como lo ven los religiosos y a la vez está mi propia visión».

A estas últimas propuestas se suman otras producciones que se mantienen aún inéditas.

Perversas mujeres contra el muro un libro de cuento que se desarrolla en Cuba, Italia y Francia pero siempre recurre a las  mujeres, «muchas mujeres están contra el muro, la prostitución no está oculta en el mundo, allí están esas mujeres, cómo llegan a esos extremos, pero también están la mujeres artistas, algunas desde sociedades que no le permiten desarrollar su vida. Este libro va a gustar mucho porque también tiene un toque de erotismo bastante fuerte.

«Maldiciones de mujer una novela que aborda el tema de los años 90 en Cuba, cómo la mujer pudo subsistir en esos tiempos de limitaciones económica por el bloqueo, esa mujer que tuvo que lavar con hojas de maguey y polvo de cenizas, cómo una mujer que no era intelectual logró luego hacerse artista, esta novela tiene algunos detalles de mi vida, tiene algo de autobiográfico.

«La seducción tiene poderes, una novela que a mí me gusta muchísimo, totalmente erótica, versa sobre el amor de una escritora y un pintor, ella vive en un mundo real y el en un mundo subterráneo, mientras el otro texto Que Jehová los castigue (novela) es el amor de joven testigo de Jehová y el hijo de un capitán, tiene que ver con todo lo que han pasado los testigos de Jehová y su visión que en ocasión se contrapone a nuestras visiones, es un libro de realidades con ficción».

Su vida literaria fue muy impetuosa, sus obras aparecen en antologías de Iberoamérica, esta narradora, antóloga e investigadora, que sacó a la luz a un importante movimiento de creadoras cuya vida es la décima, es miembro de la unión de Escritores y Artistas de Cuba, heredera de una métrica lírica autentica en la cual aborda problemas existenciales, el amor, alegorías a la cultura de las naciones, así vuelve esta Premio Dama de las Hespérides 2014, con una poesía que invade su vida e irradia para mirar la vida con alegría, con esperanzas, porque su esencia es «poder cambiar la vida de los demás».

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yami Montoya

Editora. Periodista, Máster en Ciencias de la Comunicación, profesora universitaria. Es amante de la paz, del amor y la familia y se siente orgullosa de su país. Su mayor tesoro es su hija Amanda y le hace feliz un Quijote, los amigos, la poesía y la música. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba y ha sido premiada en varios concursos. yamileym@enet.cu

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


8 + = once