Las Tunas, Cuba. Jueves 23 de Noviembre de 2017
Home > Las Tunas > Desde Las Tunas llega la Bandera cubana a la Embajada de Cuba en Washington

Desde Las Tunas llega la Bandera cubana a la Embajada de Cuba en Washington

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Desde Las Tunas llega la bandera cubana a la Embajada de Cuba en  Washington

Esta es la Bandera cubana conservada durante 54 años. (Cubadebate /Foto Ismael Francisco).

Las Tunas.- Los habitantes de la provincia de Las Tunas muestran el regocijo porque la Bandera cubana que presidió la ceremonia de apertura de la Embajada de Cuba en  Washington fue conservada en el Museo Provincial Mayor General Vicente García, de esta ciudad.

Fue ubicada en el salón principal de la planta superior de la  sede diplomática ubicada  en el  número 2630 de la Calle 16 en el barrio Adams Morgan de la capital estadounidense y es la misma que fue arriada del mástil de la misión diplomática de la Isla en la capital estadounidense en 1961, cuando el gobierno de Dwight Eisenhower rompió relaciones con Cuba.

El  Historiador de la ciudad de La Habana, Eusebio Leal, contó a los periodistas acreditados para la ceremonia inaugural los detalles del regreso de esa bandera a los  Estados Unidos.

«La bandera pertenece al Museo provincial de Las Tunas. Es la misma bandera que aquel 3 de enero de 1961 se arrió de la misión de Cuba, esta quedó en manos extrañas, pero la bandera no.

«La bandera quedó en manos de aquel que le tocó arriarla. Nada más y nada menos que un anciano que vive en La Florida, Héctor García Soto, bisnieto del Mayor General Vicente García y de Doña Brígida Zaldívar, su esposa.

«Héctor García ha luchado durante muchos años por Cuba en la Alianza Martiana, de Max Lesnick y otros patriotas cubanos. Él conservó la bandera.

«Héctor fue a Cuba la penúltima vez, llevó la bandera y otros objetos históricos para darlos al Museo de Las Tunas. Él narró poéticamente, a mi modo, cómo él conservó esta bandera, y usó estas palabras, sentimiento patriótico y sentido de nación, que para él tuvo la bandera. Quizás por caminos extraviados en determinado momento y luego encontrando finalmente la estrella solitaria de Cuba, guardó la bandera y ella lo ha guiado hasta hoy.

«Sé que va a ser una gran satisfacción para él, para su familia y para Las Tunas, que sea esa bandera la que esté, si no en el asta, porque no me atrevería como hombre de Museos y de Patrimonio proponer que ondee y se deshaga la bandera en el aire, sino que va a estar en el salón principal de la planta superior de la hermosa sede de la Embajada de Cuba»

Según una nota de la Agencia Cubana de Noticias Héctor y su esposa visitaban asiduamente Las Tunas, sobre todo en el mes de septiembre, cuando en la ciudad se escenifica el incendio que en 1876 realizó el caudillo mambí y bisabuelo, en el que proclamó que prefería verla quemada antes que esclava.

García Soto siempre aseguraba que la bandera había sido elaborada en Cuba, y en aquella oportunidad realizó otras donaciones relacionadas con la participación de su familia en la lucha clandestina.

En la Plaza de la Revolución se conserva un acta en la que el bisnieto del también llamado León de Santa Rita cuenta la historia de la bandera, además de imágenes del caudillo mambí, que fueron duplicadas a partir de originales que preserva la familia García.

/mdn/

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Adalys Ray Haynes

Periodista. Graduada de la Universidad de Oriente. Máster en Ciencias de la Comunicación, Universidad de La Habana. Se inició como reportera en Radio Victoria. Fue Jefa de Redacción y subdirectora del Sistema Informativo de la Radio en la provincia de Las Tunas. Presidenta de la delegación de la Unión de Periodistas de Cuba en Las Tunas. @adalyssr

4 comentarios

  1. Muy interesante. La noticia me motiva a visitar las Tunas en septiembre.Me sumo a las dos opiniones anteriores para lamentar la ausencia de información al respecto.
    Gracias por el articulo

  2. Eso es realmente interesante. Sólo no entiendo por qué nunca se había dicho nada sobre el tema, que yo recuerde. Digo, porque estas pequeñas cosas son las que calan los sentimientos de patriotismo en los niños, y más hoy que se tiene que dar más valor a las clases de Historia, y esto creo, sería perfecto en temas de Historia Local, que tanto nos hace falta a todos.

    • Redacción Tiempo21

      Tiene usted toda la razón, es un hecho histórico indiscutible del cual fueron los tuneros los últimos en enterarse. Inadmisible, es la palabra.
      Miguel Díaz Nápoles
      Editor-jefe

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


9 + uno =