• Portada
  • Las Tunas
  • Restaurante El Reymar, orgullo de Las Tunas y opción para el verano
Las Tunas

Restaurante El Reymar, orgullo de Las Tunas y opción para el verano

Reymar, Las Tunas, Cuba
Los comensales regresan habitualmente a este sitio de la ciudad.

Las Tunas.- Hace más de 55 años, a esta ciudad le nació un restaurante, en cuya identidad estaban las primeras sílabas de los nombres de sus dueños, Reynaldo Torrent y Mario Patiño.

Muchos residentes en la urbe, a casi 700 kilómetros al este de La Habana, desconocen el origen de esa palabra.  Incluso, muchos piensan que tiene que ver con los alimentos que se sirven en el lugar, pescados y mariscos.

El establecimiento tuvo numerosos cambios en su estructura, a lo largo de más de medio siglo; pero, desde hace unos años,  conserva la misma imagen exterior.

Así lo conocemos los tuneros  y también personas que llegan de otros municipios y provincias motivadas por la fama que siempre acompaña al lugar.

Tras una reciente remodelación interior sus capacidades se duplicaron y ahora resulta más atractivo, tal como lo reconoce la administradora de la unidad Mariela Téllez Batista.

«Aquí prestamos el servicio de desayuno, almuerzo y cena.  Nosotros, como colectivo, creemos que somos una buena opción para el verano y por eso extendemos una hora más la atención a los clientes que quieren venir a visitarnos».

El restaurante logró consolidarse como un centro especializado en pescados y mariscos y ahora ofrece entre 15 y 17 opciones de platos fuertes, según la funcionaria, quien apunta que «eso es sin contar las viandas, los arroces, las ensaladas, los postres, jugos y los codiciados cocteles de bebidas alcohólicas».

Entre 22 y 25 pesos invierte cualquier persona, sin incluir bebidas alcohólicas, y esos precios son tentadores para los cientos de clientes que llegan cada jornada al Reymar.

Reymar, Las Tunas, Cuba
Dania Rondón Salinas, capitana del restaurante.

A la entrada de la instalación los recibe Dania Rondón Salinas, quien desde hace casi una década se desempeña como capitana del restaurante y es la responsable de que siempre o casi siempre estén ocupadas las 76 capacidades.

«Yo me esfuerzo siempre porque los clientes salgan satisfechos de nuestro restaurante. Tratamos de tener siempre ofertas a la altura de lo que merece nuestro pueblo, que todo salga con la calidad requerida y que reciban un buen servicio y un buen trato por parte de los trabajadores».

En el lugar las quejas no son frecuentes- comenta Dania- «pero nosotros estamos preparados y tenemos las respuestas para que los usuarios estén bien atendidos y se vayan del lugar satisfechos. Tenemos muchos clientes fuera de la provincia que cuando pasan por Las Tunas, siempre llegan a visitarnos y hasta nos dejan su buen criterio por el servicio en el libro de quejas y sugerencias».

Dos de esas visitantes son Diliana Falcón Compán y Amarilis Cera Falcón, madre e hija, quienes disfrutaron de las delicias y las bondades de la unidad gastronómica y consideran que es un lugar ideal para que las familias disfruten durante el período vacacional.

Para Diliana, «la comida está muy buena, con calidad en su elaboración, y lo  mejor es que los trabajadores son muy tratables, muy cariñosos». Mientras sonríe a su lado, Amarilis asegura que «estuve ayer y me gustó tanto que decidí regresar y no venir sola; sino que quise compartir esta experiencia con mi mamá. Todo está muy agradable».

Un ambiente confortable se aprecia en el restaurante El Reymar, dueño desde hace más de medio siglo de un punto estratégico en esta ciudad de Las Tunas.  Su colectivo es, y lo demuestra, un importante puntal en la satisfacción del pueblo.  Ojalá que siempre, a pesar de la rutina, lo hagan con el mismo amor.

/edc/

Artículos relacionados

Acoge Las Tunas III Taller de Equidad social y prevención de la violencia de género

Yami Montoya

San Miguel a la vanguardia en la producción cañera de Las Tunas

Yaimara Cruz García

Dona organización estadounidense sillas de ruedas en Las Tunas

Adalys Ray Haynes

Enviar Comentario


2 × ocho =