Historia

Cuartel Moncada, 62 años después

El cuartel Moncada, convertido hoy en escuela, es sitio obligado de visita para el que llega a Santiago de Cuba.
El cuartel Moncada, convertido hoy en escuela, es sitio obligado de visita para el que llega a Santiago de Cuba.

Las Tunas.- Hace casi 62 años, los jóvenes de la Generación del Centenario no dejaron que las ideas de José Martí, Apóstol de la Independencia de Cuba, murieran en el centenario de su nacimiento. Organizaron diversas acciones y aunque la vida les costó a la mayoría de ellos, los sobrevivientes se encargaron de hacer realidad sus sueños de justicia para las mujeres, los negros, los campesinos y para las personas con discapacidades físicas o mentales.

El asalto a los cuarteles Moncada, de Santiago de Cuba, y Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo, tomó por sorpresa a la dictadura batistiana y también al humilde pueblo cubano, que leyó las noticias con susto por tantas muertes y con alegría porque al fin alguien los tenía en cuenta.

Desde el punto de vista militar, la acción fue un fracaso; pero, fue también un triunfo de las ideas, de la voluntad humanitaria y de la vocación patriótica de un grupo de jóvenes que hizo suyos los destinos del archipiélago.

En el juicio al que fue sometido, el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, trazó las metas futuras, esas por las que murieron Abel Santamaría Cuadrado y un nutrido grupo de jóvenes.

Fidel expresó los seis puntos de máxima prioridad: los problemas de la tierra, industrialización, vivienda, el desempleo, la educación y la salud del pueblo.

Lo que tuvo su génesis el 26 de julio de 1953 se concretó años después porque el triunfo de enero de 1959 hizo realidad los sueños del ayer con la construcción de hogares dignos, creación de grandes fábricas, entrega de la tierra a los campesinos…

Se construyeron escuelas de todas las enseñanzas. Nacieron hospitales y policlínicos y la Mayor de las Antillas se abrió al mundo con la entrega de su ayuda desinteresada y solidaria… Ahí están Argelia, Angola, Venezuela, Bolivia, Haití, Nepal y las tres naciones de África Occidental que más sufrieron los embates del virus del Ébola.

Hoy, 62 años después del Moncada, hay numerosas razones para celebrar, a la vez que se imponen compromisos para producir y crear, además de mantener viva la vocación patriótica y el espíritu de lucha y entrega de aquellos que sacrificaron sus vidas por el triunfo de la causa revolucionaria.

/ymp/

 

Artículos relacionados

Comandancia del Cuarto Frente en la memoria de San Joaquín

Tania Ramirez

La Historia me absolverá: 65 años después con plena vigencia

Redacción Tiempo21

Potrero Hormiguero, símbolo de Las Tunas

Tania Ramirez

Enviar Comentario


cuatro + 4 =