Las Tunas, Cuba. Domingo 24 de Septiembre de 2017
Home > El mundo > Acuerdo Gobierno colombiano y FARC-EP alienta esperanza en la paz

Acuerdo Gobierno colombiano y FARC-EP alienta esperanza en la paz

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Adalys Pilar Mireles
Prensa Latina

Bogotá.- El anuncio sobre el comienzo de un proceso para reducir el conflicto y definir los términos de un cese el fuego bilateral y definitivo alienta esperanzas en torno a la posibilidad de conseguir la paz, esquiva con los colombianos.

Según un comunicado conjunto, representantes gubernamentales y de las guerrilleras FARC-EP decidieron aminorar la intensidad de la prolongada confrontación interna además de perfilar sin demoras los aspectos de una paralización total de las ofensivas militares, mecanismos que deberán incluir instrumentos de monitoreo y veeduría internacional.

Tales pronunciamientos ocurren en momentos de gran tensión dentro del país y en la mesa de concertación entre ambas partes beligerantes, debido al recrudecimiento de la contienda luego de la reanudación de los bombardeos castrenses a las zonas de insurgencia y la suspensión de la tregua decretada con anterioridad por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP).

A fin de aliviar a la población civil y avanzar hacia un silenciamiento de todos los fusiles, ese movimiento rebelde reactivará la pausa combativa a partir del 20 de julio próximo, en correspondencia con tal medida el Gobierno deberá responder con gestos recíprocos y desescalar o disminuir sus acciones bélicas, de acuerdo con lo consensuado entre ambas partes.

La escalada violenta disparó el número de víctimas -soldados e insurgentes- de mayo hasta la fecha, además de estimular fenómenos como el desplazamiento humano vinculado a la inseguridad imperante en sitos rurales, los más castigados por esos episodios.

Adicionalmente los ataques aéreos y enfrentamientos suelen devastar zonas agrícolas y causar perjuicios considerables al medio ambiente.

Ante tal panorama, el pacto para bajar la magnitud de la guerra y transitar rumbo al cese el fuego bilateral es visto por gran parte de la sociedad colombiana, entre ellos pobladores de asentamientos campestres, defensores de derechos humanos, activistas y congresistas, como un paso importante en el camino hacia la paz.

Consenso de FARC-EP y Gobierno vislumbran eliminación de hostilidades, generan confianza en las tareas a favor de la distensión, escribió el senador Iván Cepeda en su cuenta de Twitter, luego de felicitar a las delegaciones del Ejecutivo y el grupo rebelde por tales disposiciones, divulgadas desde La Habana.

Cuba es sede desde 2012 de las pláticas entre equipos del Ejecutivo y de esa agrupación insurgente.

Recibo con mucha esperanza el acuerdo histórico del Gobierno y las FARC-EP, la paz avanza contra viento, marea y tempestades, soy muy optimista, nunca he perdido la fe, subrayó la abogada Piedad Córdoba en uno de sus Tweets.

El Partido Comunista Colombiano, Unión Patriótica junto a otras organizaciones sociales y políticas celebraron igualmente la determinación de las dos partes, respaldo con ecos en varios países y organismos multilaterales como la Unión de Naciones Suramericanas y la Organización de Naciones Unidas.

También el papa Francisco ofreció su contribución para evitar que se detengan las conversaciones y favorecer un ambiente de reconciliación en Colombia.

Desde la Casa de Nariño el presidente Juan Manuel Santos instó a confiar en las gestiones pacificadoras.

Al referirse al alcance de la etapa que recién comienza el exvicepresidente Humberto de la Calle, jefe de los negociadores gubernamentales, explicó que su objetivo primordial es propiciar resultados en las pláticas hasta conseguir el acuerdo final para terminar el período bélico.

Mientras voceros de las FARC-EP calificaron el actual proceso como una suerte de relanzamiento de los diálogos, desarrollados en la capital cubana.

De momento los ciudadanos aguardan con expectativa por la puesta en práctica de las disposiciones prometidas en el territorio nacional a partir del 20 de julio, así como por noticias favorables desde Cuba, donde discuten temas controversiales como la justicia transicional, la cual prevé establecer penas para responsables de la conflagración.

Agilizar en La Habana y desescalar en Colombia es la frase que resume el espíritu actual del complejo proceso, que según analistas, constituye una oportunidad única para dejar atrás más de cinco décadas de guerra.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


× 5 = veinte