Las Tunas, Cuba. Sábado 26 de Mayo de 2018
Home > Especiales > Gente > Dayron, la Medicina, la radio y los demonios de la comunicación

Dayron, la Medicina, la radio y los demonios de la comunicación

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

dairon_ferradaLas Tunas-. A Dayron Ferrada Zapatero le gustó la radio desde muy pequeño. Cuenta que su mamá fue locutora de Radio Victoria durante algún tiempo y desde esa época, algo distante ya, comenzó a disfrutar sobremanera el ambiente exquisito de los micrófonos, las consolas de audio y el susto feliz ante cada salida al aire.

Sin embargo, lo verdaderamente curioso del amor de Dayron no es la radio en sí misma y tampoco las ganas que le crecen de hacer y hacer, siempre más, siempre mejor…. ¡qué va!, lo que distingue su deseo es que lo comparte con otro, igual de absorbente, de intenso, de voraz: Dayron es médico.

No es extraño encontrarlo listo para la próxima guardia mientras baja  las escaleras que lo llevan a los estudios centrales con su bata blanca, su olor a limpio, su paso sobrio y la sonrisa amplia, bien amplia, a pesar de la certeza de que tendrá una jornada doble, estresante, compleja: guardia en el salón de parto y programa en vivo para la juventud: ¿cómo lograrlo?

«Realmente para mí las dos son carreras exigen muchísimo porque mucha gente piensa que ser locutor es sentarse ahí y hablar nada más; y no, hay que preparase, hay que estudiar, hay que saber cómo llegarle a ese pueblo que todos los días evoluciona. Y la medicina es igual.

«Yo pienso que las dos tienen en común la comunicación; porque un médico tiene que saber cómo hablar con el paciente, cómo llegar a él de manera que lo entienda, que le cuente sus problemas y el locutor también, es un comunicador por excelencia. Creo que una profesión complementa la otra y yo tengo la suerte de estar enamoradísimo de la locución y de la Medicina.»

Un amor que lo embarga, lo consolida, le sale por los poros y hace que los ojos le brillen cuando dice que sí, es difícil:

«Trato de ir llevando las dos cosas a la par. Trato de utilizar ese tiempo que quizás otra persona utilice en visitar a la familia, leer un libro o conversar con un vecino en ir dando prioridad a lo que más lo requiera en ese momento.

«Entro al hospital a las 8:00 de la mañana y salgo cerca de las 3:00  de la tarde, eso en un día normal, porque cuando tengo guardia completo hasta cerca de 26 horas seguidas en el trabajo y trato, en los días normales de los que te hablaba, de salir pensando y organizando en el camino hasta la casa lo que tengo que hacer y la manera más fácil de ir ajustando el día que me queda.

«Particularmente tengo mucho apoyo en la casa; mi mamá sabe que yo adoro las dos profesiones y me ayuda mucho. Cuando llego a trabajar en la radio, después de un día intenso en el hospital, ya llego con el libro de Medicina bajo el brazo y en el primer momento que tenga me pongo a estudiar, a ir ojeando algo que es importante porque me tengo que actualizar, no puedo permitirme descuidos».

Cuenta  más, mucho más, en el ratico que tuvimos la suerte de compartir juntos en medio de un día de labor;  habló de los días de entrega en la habilitación de locutor porque coincidió con el sexto año de la carrera de Medicina y con apenas un mes de diferencia tuvo que asumir el desafío del examen estatal que lo titulaba y que le abriría definitivamente las puertas de esta estación, añosa y delirante.

Entre sus características están  sobre todo la perseverancia y la confianza en el talento que emana de cada cual. Dayron sonríe mientras nos despedimos y yo pienso mientras se aleja: « ¿y ahora cómo le digo?, no sé si chao colega o hasta luego doctor. No importa, es Dayron, a secas, un hombre repleto y feliz.

/mdn/

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Esther de la Cruz Castillejo

Periodista. Licenciada en Comunicación Social en la Universidad de Oriente. Máster en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de La Habana, 2009. Diplomada del Instituto Internacional de Periodismo José Martí, de La Habana. Desde su graduación se desarrolla profesionalmente en Radio Victoria y se desempeña como reportera para atender los temas de la educación. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @vozcubana

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


ocho × = 64