Las Tunas, Cuba. Martes 22 de Agosto de 2017
Home > Cultura > Artesanía: arte, cultura y utilidad

Artesanía: arte, cultura y utilidad

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Artesanía: arte, cultura y utilidadLas Tunas.- Aunque la artesanía en la oriental provincia de Las Tunas no cuenta con un historial enjundioso, comparándola por ejemplo con la de otras regiones del país, su desarrollo en los últimos años resulta llamativo y la pone en la palestra pública, junto con la polémica de hasta dónde es arte o producto utilitario, o de valor tradicional y cultural.

Génesis de una tradición

La artesanía popular tradicional tunera está ligada a las prácticas creativas más genuinas de los pobladores de esta zona del oriente cubano.

Según los estudiosos esta muy marcada por dos esferas: la de carácter utilitario, la cual se proyecta en la realización de un conjunto de piezas o artículos que presentan, como primera intención, la de satisfacer necesidades materiales, principalmente en las áreas domésticas, ya sean rurales o urbanas.

La otra esfera de este centenario arte es la Artesanía ritual. Ella está relacionada con las prácticas de las expresiones religiosas de origen africano en Cuba, las cuáles poseen elementos africanos e hispanos, debido a los procesos de transculturación y del sincretismo religioso que tuvieron lugar.

Entre estos tipos de prácticas rituales de origen africano se pueden nombrar a la Regla de Ocha o Santería Cubana, la Regla Palo Monte, la Regla Abakuá, e incluso también a ese producto transcultural de origen carabalí que resulta ser la Secta Sociedad Abakuá.

Arte salido de manos creadoras

En esta ciudad existen lugares para la comercialización de productos artesanales. Algunos miembros de la  Asociación Cubana de Artesanos y Artistas (ACAA), o del Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC), exhiben sus obras en las principales galerías de la ciudad, aunque por estos tiempo, es muy común ver en varios sitios de la urbe tiendas o puntos de ventas privados con verdaderas obras maestras salidas de manos laboriosas que defienden una tradición que se trasmite de una generación a otra.

Marden Blancart, dejó hace casi dos años la pedagogía para dedicarse completamente a la artesanía. «A mí me gusta muchísimo darle forma a la madera, a los caracoles y a cuanto material me sirva para hacer arte», señala. «Antes me gustaba dar clases, pero siempre me atrajo hacer cosas con mis manos. Ahora la artesanía me aporta un mejor nivel y hago lo que más me gusta», manifiesta Marden.

Fiel a sus raíces

Petronila Escobar Mayo es una artesana tunera genuina, a quien los tragos amargos del destino no le han opacado el frescor de la alegría. En sus casi 90 años de edad ha construido un fortín de sencillez, desde donde contempla su andar, levantado paso a paso, sin regalías o préstamos de esfuerzos.

Las técnicas tradicionales de la tejeduría en fibras visten de largo entre las manos de esta mujer, quien atesora, en su corta estatura, una perseverancia de gigante.

Según nos cuenta su madre la adentró en los secretos de este hacer. Confiesa no haberle hecho caso al principio, pero luego las carencias persistieron, la familia crecía y llegó el momento de retomar las lecciones. El oficio fue y es respaldo económico, pero también, motivación y orgullo.

Medio siglo lleva Petronila Escobar Mayo creando las más variadas formas utilitarias o decorativas. Participó en la provincia en la fundación de la ACAA, vio nacer el FCBC y enseñó a tejer a muchas mujeres. Trabaja actualmente con el yarey y la cestería es el blanco de su ingenio. Hasta Chile ha ido con su talento y la Jornada Cucalambeana, festejos tradicionales de estos lares, la sabe asistente fiel.

Su destreza manual se deja ayudar por la voz en el reto de expresar quién es Petronila, entonces, hallarla entonando un corrido mexicano, no es nada raro.

«He dedicado mi existencia a la tradición, ese es el motivo por el que casi siempre ando con una cesta o un moisés, mis objetos preferidos por guardarse en ellos las prendas del bebé.», dice satisfecha de que los resultados de su maestría, formen parte de la historia primera de muchos tuneros.

Retos de una tradición

Trasmitida usualmente de generación en generación, la cultura artesanal se posesiona como canal de comunicación, de trasmisión de códigos, de historia y hasta de autofinanciamiento y desarrollo sustentable para proyectos socioculturales en beneficio de las comunidades.

La artesanía popular en Las Tunas está ligada a las tradiciones más legítimas del pueblo. Su rescate, revitalización y no enajenación ante el auge de una esfera artesanal puramente mercantil es de vital importancia.

/mdn/

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Julián Velázquez

Periodista. Graduado de Defectología. Se reorientó hacia el Periodismo y ha incursionado en la radio nacional y provincial. Laboró en Radio Habana Cuba. En Radio Victoria se desempeña como reportero para el tratamiento a los temas de la cultura. Le gusta de la polémica y los trabajos relacionados con el desarrollo social. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


+ ocho = 13