Las Tunas, Cuba. Miércoles 13 de Diciembre de 2017
Home > Especiales > Gente > Jonrón de padre

Jonrón de padre

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Jonrón de padre

Yor Luis junto a su hijo Cristopher en el cambio de pañoleta.

Las Tunas.- Cristopher y Yor Luis se me convierten en uno detrás de una enorme sonrisa. Es que hijo y padre me resultan demasiado ligados como para separarlos.

Los veo casi todos los días, en la formación de la escuela, el niño, Cristopher Torres Rodríguez, inventando cualquier palabra perdida para llamar la atención de su papá y darle otro beso antes de irse al aula.

Me lo encuentro en las reuniones de padres, que son más de madres, pero que en el caso de este papá si se aplica bien porque es uno de los hombres que están pendientes hasta del trabajo extraclase que dejó la maestra para hacer en equipo.

Por eso no resulta extraño que cuente su historia como papá, Yor Luis Torres Reyes, se siente muy orgulloso de serlo.

«Cursaba el cuarto año de la carrera de Licenciatura en Cultura Física, llegué a la casa un día y me dieron la noticia de que iba a ser padre. No estaba preparado ni desde el punto de vista económico, ni desde el punto de vista personal porque estaba en la culminación de la carrera. Son cosas que suceden en la vida, siempre un hijo es bienvenido y era una de las cosas que más anhelaba»

Las huellas del pasado marcan el futuro…

«Fui un niño que me crié prácticamente solo con mi mamá desde los dos años. Creo que esa experiencia de haber vivido sin un padre al lado que me apoyara en cada momento, me dio la posibilidad de ser el padre que soy hoy.

«Siempre me he propuesto ser un padre dedicado a mi hijo a pesar de la responsabilidad que tengo desde el punto de vista profesional. Mi mayor prioridad es mi hijo, por encima de todo.»- Asegura este joven que se desempeña como Comisionado Provincial de Béisbol, la máxima autoridad de ese deporte en la provincia de Las Tunas.

«Desde que abro los ojos estoy con mi hijo, desde que comenzó a vivir le he dedicado mi vida a él. Incluso los dos años que cumplí de misión en Venezuela, nunca fallé… nunca faltó un mensaje ni una llamada. Y por mi hijo, desde la escuela hasta las labores del hogar. Todo es la dedicación de la persona y la entrega que se le dedica, no me creo inferior a los demás. Cuando uno le dedica amor a una tarea todo sale.»

Lo más difícil ha sido…

«Cuando era pequeño, el niño padeció de una enfermedad gastrointestinal y tuve que asumir el cuidado porque la madre se tuvo que incorporar al trabajo. Ahí me tocó hacerlo prácticamente todo, lo más difícil fue atenderlo a él porque era un niño chiquito y yo no tenía experiencia. Las labores del hogar son fáciles y se aprenden con la cotidianidad. Lo más duro fue velar por él, darle la leche y el jugo a su hora… pero todo salió bien y ahí está.»

¿El divorcio es también la distancia con los hijos?

«No, tenemos una excelente comunicación. Pasa más tiempo conmigo que con su madre por el quehacer de ella. Yo asumo mis responsabilidades como padre, desde llevarlo a la escuela por la mañana, hasta pasarme las tardes juego con él como lo haría cualquier padre. El padre que se distancie de su hijo que no busque justificaciones porque se divorció, simplemente no tiene interés de atender a su pequeño.»

Retos por cumplir…

«Me desempeño como Comisionado Provincial de Béisbol, creo que es una de las tareas más difíciles del deporte en Cuba y en Las Tunas, tengo una maestría y una especialidad. Estoy propuesto para otra maestría, el doctorado y para dirigir al equipo de Las Tunas en la Serie Nacional de Béisbol con vistas al futuro. Creo que son tareas muy difíciles que me quedan por pasar, quizás unas me toquen, quizás no.

«Quiero seguir estudiando, que es algo que disfruto, y es lo mejor que hago. Dedicarme a mi hijo a tiempo completo para que no pase trabajo, ni sufra la ausencia de su padre como lo padecí yo.

«Siempre un padre quiere lo mejor para su hijo. Para el futuro de mi niño quiero que sea como es hoy, muy cariñoso, una persona capaz de comunicarse y muy familiar. Un profesional que en su labor trate de ser, si no el mejor, que dé lo mejor de sí. Que sea un padre como lo he sido para él y que sea recíproco conmigo.

«No le exijo mucho a mi hijo que sea como es y como nosotros hemos sido capaces de educarlo.»

/mdn/

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Liliana Gómez Ramos

Periodista. Graduada de la Universidad de Oriente. Máster en Desarrollo Comunitario. Profesora universitaria. Comenzó su vida laboral en Radio Chaparra, municipio de Jesús Menéndez, al norte de la provincia de Las Tunas. Reportera de Radio Victoria, se destaca en el tratamiento que le da a los temas de corte social. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @lialgomez

Un comentario

  1. Cómo pasa el tiempo de rápido, es increíble, parece que fue ayer cuando estábamos sentados en la misma aula recibiendo una que otra materia. Felicidades a todos los padres en este día

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


uno + = 9