Opinión

Entre Vilma y el género

Entre Vilma y el género
Vilma Espín Guillois.

 En Cuba se lucha contra la discriminación de género y las mujeres tienen derecho a trabajar. -Escribe la oración que le presentará a su maestra como parte de la tarea.

 A su edad ya se forma una conciencia que dista de la que existía hace más de 50 años. Mucho tienen que agradecerles las generaciones como las de Laura a lo que hizo la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y a su presidenta de honor, Vilma Espín Guillois.

 A Vilma se le recuerda promoviendo congresos de las mujeres cuando en la Isla no se concebía que salieran de casa sin sus esposos. Así se promueve la incorporación de las féminas a las labores no tradicionales como soldadoras, pero se crean puestos para costureras, pedagogas.

 Los ámbitos que habían sido ocupados por hombres se abrían con oportunidades para las mujeres dispuestas a ganarse el sustento con su sudor. Surgían los círculos infantiles como alternativas para quienes tenían familia.

Todo un abanico de posibilidades se abría para crear a la sociedad y a la persona nueva, más allá de la discriminación imperante en otros países de América.

 En medio siglo y gracias al liderazgo de Vilma, el país evolucionaría con paso firme y objetivo, reconociendo el machismo heredado por una sociedad patriarcal o los tabúes que se pasan como virus enfermizo.

La mejor muestra de la presencia de Vilma Espín y su legado es que niñas como la pequeña Laurita sepan que en Cuba la discriminación no tiene cabida y que ella como mujer, tendrá todos los derechos y las oportunidades.

/mdn/

Artículos relacionados

Que la formalidad no destruya las buenas ideas

Adialim López Morales

Fin del bloqueo a Cuba, un reclamo de la comunidad internacional

Redacción Tiempo21

Pensar en Camilo todos los días

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


6 − = cero