• Portada
  • Cuba
  • Mayor percepción de riesgo sobre la sequía en Cuba
Cuba

Mayor percepción de riesgo sobre la sequía en Cuba

Lino Luben Pérez
Agencia Cubana de Noticias

La Habana.- El déficit acumulado de lluvias en Cuba llegó a tal extremo que el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil (EMNDC) calificó esta semana, de crítica, la situación en la mayoría de las provincias, y clamó por mayor percepción del riesgo que implica.

En el caso de las orientales y de Pinar del Río, al cierre de abril la escasez abarcó el 29 por ciento de su territorio, aunque en todas en su conjunto se trata de paliar la situación con el empleo de 415 carros cisternas, pertenecientes al Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) y a otras entidades.

El hecho es demostrativo de que el abasto de agua segura a la población es de máxima prioridad, a pesar de que de las 394 fuentes que la nutren, la sequía impacta las condiciones de vida de un millón 120 mil habitantes.

De acuerdo con estadísticas del INRH, los 242 embalses bajo su administración tenían al concluir mayo un volumen de tres mil 317 millones de metros cúbicos, equivalentes al 36 por ciento de su capacidad.

A su vez, el Instituto de Meteorología comunicó que al cierre de mayo las áreas principales afectadas por la sequía se concentraban en varias regiones de Matanzas, La Habana, Pinar del Río y las provincias orientales, y en un 41 por ciento del territorio nacional.

Respecto a la agricultura, uno de los sectores más golpeados, existen en el país 75 mil 772 hectáreas cultivables afectadas y más de 324 mil cabezas de ganado reciben el líquido en pipas, pero el 60 por ciento del agua empleada en tales labores apenas cubre el siete por ciento de las áreas cultivables.

Guantánamo cerró en mayo con poco más de 200 milímetros de precipitaciones, apenas la mitad de las que suelen registrarse durante esos 31 días en el territorio, mes que junto a octubre han sido históricamente allí los más lluviosos.

El problema en Camagüey también es revelador, debido a que sus embalses se encontraban al 27 por ciento de su capacidad de almacenamiento, mientras que agricultores y ganaderos de  Ciego de Ávila clamaban por más lluvias después que en mayo solamente se registró el 82 por ciento de su media histórica.

Ante semejante cuadro, todo lo que se pone en práctica es para evitar el uso irracional de ese recurso y mitigar su impacto, aunque resulta imprescindible una mayor percepción del riesgo que implica la sequía para los grandes consumidores, en particular los sectores agropecuarios, industriales y de servicios.

/ymp/

 

Artículos relacionados

Declaración del Ministerio de Salud Pública: Cuba se retira del Programa Más Médicos para Brasil

Redacción Tiempo21

Sesiona en La Habana Conferencia Agrícola Cuba-EE.UU.

Redacción Tiempo21

Bloqueo y sanciones no doblegarán a Cuba, afirman en La Habana

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


ocho + = 11