Las Tunas, Cuba. Domingo 22 de Octubre de 2017
Home > Opinión > Infancia entre las voluntades de Cuba

Infancia entre las voluntades de Cuba

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

“¡Tiene el mundo quien tiene el poder de poner sobre los niños las primeras manos!”

José Martí

Las Tunas.- El cuidado y los derechos a la infancia resultan hoy algunas de las voluntades que defiende la nación cubana y la distingue ante la contrastada situación que varios gobiernos del mundo afrontan con la explotación laboral infantil y otras violaciones a los derechos de las niñas y los niños, mediados por la pobreza.

Los niños en esta isla caribeña tienen acceso gratuito a la educación con carácter obligatorio, lo cual certifica una tasa de escolarización en las enseñanzas primaria y secundaria con cifras excepcionales entre los países en desarrollo, según reconoció el Consejo Económico y Social de la Unión Europea, recientemente.

Como forma de potenciar el desarrollo de los seres humanos la nación cubana impulsa la educación, incluida entre los derechos de la niñez desde las edades tempranas con la creación de los Círculos Infantiles como vía institucional y la implementación del programa Educa a Tu Hijo, para quienes en la edad preescolar no asisten a los círculos.

En esta nación, que irradia hacia otros países programas sociales como  Yo sí  puedo y Misión Milagro, la Convención de los Derechos del Niño posee un carácter jurídico, desde la existencia misma de los derechos en la Constitución de la República, la Comisión Permanente para la Atención de la Infancia en el Parlamento, y en el Código de la Familia, que legisla la obligación de los padres a proteger y atender su alimentación, salud y educación.

Lea más: La primera Ley internacional sobre los Derechos del niño y la niña jurídicamente vinculante.

Los niños cubanos resaltan por el conocimiento además de sus derechos elementales a la vida, la salud, el descanso, el juego, un nombre, una nacionalidad, una familia y por sobre todo a la protección y la seguridad en esta Patria que en cada hornada impulsa esa sensibilidad humana hacia los más pequeños desde la promoción  de los 10 principios de la Declaración Universal de los Derechos del Niño, adoptados en 1959 por la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas, organismo que en 1954 designó al primero de junio como Día Internacional de la Infancia.

En la actualidad la voluntad de proteger y garantizar los derechos de los niños, no es una utopía, sin dudas es una realidad de todos los cubanos, esos un día fueron pequeños y que hoy trabajan por los derechos de la infancia para apoyar no sólo al bienestar de los más pequeños sino de la sociedad misma.

La protección a la infancia se hace palpable en Cuba desde la atención sistemática a la embaraza antes, durante y posterior a la gestación, el seguimiento a los infantes con las garantías médicas en la atención pediátrica que incluye desde 1962,  del Programa Nacional de Vacunación que protege a los niños contra 13 enfermedades prevenibles por vacunas, muchas de ellas con riesgos para la vida.

Estas son hoy algunas de las múltiples realidades para los infantes cubanos que constituyen garantías en el Día Internacional de la Infancia y un motivo inspirador para que en cada rostro invada una sonrisa por el simple hecho de ser un niño entre los miles que hoy juegan y disfrutan en Cuba derechos garantes de su bienestar.

/edc/

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yami Montoya

Editora. Periodista, Máster en Ciencias de la Comunicación, profesora universitaria. Es amante de la paz, del amor y la familia y se siente orgullosa de su país. Su mayor tesoro es su hija Amanda y le hace feliz un Quijote, los amigos, la poesía y la música. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba y ha sido premiada en varios concursos. yamileym@enet.cu

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


+ 1 = dos