Las Tunas, Cuba. Lunes 21 de Agosto de 2017
Home > Cuba > El atípico hecho de la actividad sísmica en el territorio cubano

El atípico hecho de la actividad sísmica en el territorio cubano

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

El atípico hecho de la actividad sísmica en el territorio cubanoLa geodinámica muestra al archipiélago de Cuba como parte de la placa de Norteamérica, próxima a la microplaca Gonave, en cuyos límites se ubica la falla Oriente, al sureste del país y la cual es la más activa sísmicamente.

El Doctor en Ciencias Enrique Arango,  vicedirector del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas (CENAIS), radicado en la ciudad de Santiago de Cuba, explicó que bordeando la costa norte   se ubican otras como  la falla Norte de La Española y la Norte Cubana.

Esas son zonas sismogeneradoras y dan lugar a temblores de moderada magnitud. Además, hay otras importantes como la Trocha, en el centro de la Isla, y en Pinar del Río,  en el occidente.

En lo que va de año, el comportamiento de la sismicidad es un tanto diferente a etapas anteriores. Hasta el 20 de abril el Servicio Sismológico Nacional de Cuba registró  dos mil 073  terremotos, de estos  mil 737  en el territorio nacional y áreas adyacentes.

De esa cifra, siete sismos fueron perceptibles con epicentros en zonas tan distantes como Yaguajay, al norte de la provincia de Sancti Spíritus (3-enero), magnitud de 3.0 en la escala de Richter; y La Máquina, en el municipio de Maisí, en Guantánamo (5-enero),  de 3.0.

Otros tres se sintieron en la provincia santiaguera, así como también uno per cápita en   Playa Girón (Matanzas) y Sibanicú-Cascorro (Camagüey).

La fuerza del seísmo depende de un proceso continuo de acumulación y liberación de energía durante un período de tiempo largo, decenas o cientos de años. Por ejemplo, al sur de Santiago de Cuba y Guantánamo, el último terremoto fuerte registrado fue el  tres de febrero de 1932, con una magnitud de 6.5 e  intensidad de VII grados en la escala MSK,  ocasionando grandes daños materiales.

Esto significa que en esa porción hay una energía acumulada capaz de generar un sismo similar o mayor al ocurrido en 1932.

Sobre el aumento del nivel telúrico en el centro y oeste, Arango explicó que durante el  2014 e inicios del 2015 se manifestó   más activo y energético en Corralillo, norte de las provincias de Matanzas y Villa Clara, con ocho eventos de magnitudes entre 3.4 y 4.8, perceptibles en esos lugares, en la península de Varadero y algunos en La Habana.

Esa sismicidad  estuvo relacionada con la falla Norte Cubana, la cual tiene varios eventos históricos reportados como el acaecido en la zona de Remedios-Caibarién, el 15 de agosto de 1939, magnitud de 5.6 y VII grados de intensidad.

La serie de movimientos telúricos puede empezar con premonitores que aumentan en cantidad y magnitud en el tiempo, hasta ocurrir un sismo significativo de mayor energía que luego es sucedido de réplicas menores.

Otro puede ser un agrupamiento de terremotos que en cantidad alcanza un número revelador, pero no se distingue ningún sismo fuerte o el comienzo de uno fuerte seguido de réplicas que van decreciendo en el tiempo.

En raras ocasiones ocurre una sacudida de moderada magnitud sin premonitores ni réplicas, como el del 13 de marzo de 2015, de magnitud cuatro  en Santiago de Cuba. (María Antonia Medina  Téllez, Agencia Cubana de Noticias)

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


9 − cuatro =