Las Tunas, Cuba. Sábado 21 de Octubre de 2017
Home > Especiales > Lecturas > Las maravillas de la reserva ecológica Alturas de Banao

Las maravillas de la reserva ecológica Alturas de Banao

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Tania Rendón Portelles
Agencia Cubana de Noticias

En el macizo Guamuhaya, justo en el centro de Cuba, se localiza uno de los paisajes más bellos de la Isla conocido como Alturas de Banao, lugar que abarca más de seis mil hectáreas y donde se mezclan atractivos naturales, históricos y culturales.

Esta reserva ecológica sobresale por su gran biodiversidad al poseer más de 260 especies endémicas del país, las cuales proliferan en este paraje gracias a la aplicación de diversos programas de protección ambiental que garantizan su conservación.

Especialistas de la Estación Jarico, perteneciente a la Unidad Empresarial de Base Flora y Fauna Norte, de la provincia de Sancti Spíritus, trabajan en la zona con el objetivo de preservar la variedad faunística, en la que se incluyen cotorras, cateyes, tocororos y pájaros carpinteros.

Estas aves se reproducen, en su mayoría, a través de los nidos artificiales creados con ese propósito.

De igual forma, diferentes tipos y familias de orquídeas, helechos y hongos forman parte de las plantas autóctonas que destacan en el sitio y que son protegidas por los expertos.

Entre las labores ejecutadas por los especialistas para el enriquecimiento de los bosques de Banao está el esparcimiento de semillas desde el aire, ya sea en las cimas y otros lugares de difícil acceso donde aún NO ha llegado la intervención del hombre, con el fin de acrecentar su espesura.

Al decir de los técnicos, la región más famosa dentro del lomerío son las Tetas de Juana, que con una altura de 843 metros sobre el nivel del mar se erige como el punto más conservado de la reserva.

En su vegetación, se pueden encontrar maderas preciosas y exóticas, principalmente,  cedro, caoba, júcaro amarillo, nogal, ébano carbonero y jiquí.

Mientras, la selvicultura y la educación ambiental han contribuido al cuidado y mantenimiento del área protegida, en general, donde se ha incrementado y preservado el número de animales en peligro de extinción, entre ellos la jutía conga.

Según afirman, el majá de Santa María constituye una de las especies de esos dominios que más disfrutan los excursionistas al aventurarse cuesta arriba. Ellos también se complacen a la sombra de los árboles con juegos de dominó, bailes cubanos y comida criolla.

Gran interés despiertan, a su vez, los sitios arqueológicos localizados en el área, entre los que se distinguen la Cueva del Purial, la Gruta Jarico II o los Farallones del Garrote y varias zonas de atracción paisajística, como la Cascada de Bella, que atrapa a todos aquellos que deciden ir a contemplarla.

Alturas de Banao también está lleno de pasajes anecdóticos al ser en otros tiempos escenario de contiendas revolucionarias de la Isla, como la Lucha contra Bandidos, epopeya que eliminó las bandas financiadas por los Estados Unidos para sembrar el terror en las montañas del Escambray.

No es de extrañar, entonces, que para los caminantes este sea un lugar preferencial, donde se combina la historia de la mayor de las Antillas con un panorama que atesora, además, grandes valores naturales y ecológicos.

/mdn/

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


× 7 = treinta cinco