Las Tunas, Cuba. Miércoles 23 de Agosto de 2017
Home > Especiales > Historia > Acciones contra las elecciones presidenciales de Batista en Las Tunas

Acciones contra las elecciones presidenciales de Batista en Las Tunas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Las Tunas.- Las posibilidades reales de Fulgencio Batista, candidato por el Partido Acción Unitaria, para las elecciones de 1952 eran muy reducidas, pues el Partido Ortodoxo se presentaba triunfador. El golpe del 10 de marzo de 1952 dirigido contra el corrupto presidente electo, Carlos Prío Socarrás, derogó la Constitución de la República vigente desde 1940 y estableció una dictadura feroz.

Dos años después se celebrarían unas amañadas elecciones presidenciales, cuyos resultados se sabían de antemano. En la oriental provincia de Las Tunas, un grupo de jóvenes ortodoxos radicales realizaron acciones para hacer sentir el descontento del pueblo con la situación reinante en el país. El combatiente de la revolución e investigador, Raúl Catalá Verdecía, accedió a compartir con Tiempo21 sus apuntes sobre la quema de lo que se conoce en la historia local como “Arco de triunfo” en 1954.

¿Qué era el Arco de triunfo?

importante

Investigador de Las Tunas, Raúl Catalá Verdecie.

“El arco de triunfo no era más que un gran arco de madera construido en la carretera del Diez de Macagua. Este arco estaba sobre el terraplén de un lado al otro. Era una especie de valla monumental que decía –Bienvenido General Fulgencio Batista a Las Tunas, Martha, las féminas tuneras te saludan-. De ese modo, Francisco Lima Delgado, que eran un gran acaudalado y compadre de Batista, saludaba al tirano y a su esposa, quienes visitarían el territorio, para dar un acto, como parte de la campaña electoral. Nadie iba a botar por Batista, pero se sabía que iba a ganar como ratificación del golpe de estado”.

¿Cómo se organizó la acción?

“Fue un día que Ubelio Fernández Ávila, que trabajaba en un almacén, fue enviado con un camión a comprar maíz a la finca de los Limas. Cuando él vio el arco, a la entrada de la hacienda se sorprendió mucho y mandó a cargar rápidamente la mercancía, porque ya estaba próxima la visita de Batista. De regreso, después de entregar la carga, se reunió con José Rodríguez, Juan Pérez, Ernesto Vega Soria y José Cueba y les dice –lo que acabo de ver no tiene nombre, eso hay que quemarlo esta noche-.”

¿Todo se consumó en una noche?

“Si, efectivamente. Ellos se pusieron en función de conseguir las cosas que necesitaban. Localizan a Dieguito Alfonso, y le dan el encargo de buscar la gasolina y lo que iba ser usado como mecha. Piden prestada la máquina de Pedro Peña Reyes y se la dan a Benancio Román Montoto para que fuera el chofer del viaje. También participó Rafael Benítez. Llevaron además unas armas que consiguieron gracias a la cooperación de Carlina Castellano y al Doctor Puenteferro. Cuando llegan al lugar de madrugada, con el riesgo de ser sorprendidos por los guardias de Lima, dejan el carro a una cierta distancia, queman el arco de triunfo y regresan a la ciudad”

¿Se realizaron otras acciones de ese tipo en Las Tunas?

“Si, precisamente cuando el grupo de Ubelio regresa, se enteran que esa misma noche Eliécer Agüero Machado, también había quemado, otra valla anunciado la visita de Batista. Esa estaba en el Estadio de Pelota Tunas, hoy estadio Julio Antonio Mella”.

¿Qué implicación tuvieron esas acciones antielectorales?

“Imagínate, se armó tremendo revolico. Los guardias del ejército y la policía corriendo para aquí y para allá. Pero en definitiva no pudieron coger a nadie. Después del suicidio de Eduardo Chivás, la actividad de la ortodoxia había decaído. Pero Fidel levantó ese espíritu revolucionario con el asalto al Moncada. Y estas acciones aquí en Las Tunas fueron un aliento de rebeldía para los jóvenes que simpatizaban con la ortodoxia, porque todavía no estaba organizado el movimiento 26 de julio”.

/ymp/

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Tania Ramirez

Periodista. Graduada de Ingeniería Química. Reportera de Radio Victoria, en temas de la ciencia, la tecnología y el medio ambiente y la historia local. En una etapa se desarrolló como Jefa de Información de esta emisora. Le gustan los temas sociales y la polémicas sobre asuntos de la vida diaria. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @TaniaRamirezR

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


nueve − 4 =