Lecturas

Los museos: historia, conocimiento y cultura

Cuba cuenta con un prominente desarrollo en la protección y conservación de los bienes culturales patrimoniales. Alrededor de unos 300 museos se erigen en la Isla como instituciones abiertas al servicio y al conocimiento artístico, histórico, estético, natural y social de la población.

Un programa de actividades despliegan en las comunidades donde se ubican, dirigidas a todos los sectores poblacionales. Sin embrago a pesar de la amplia gama de acciones que ofrecen, pocos perciben que allí donde las salas atesoran valiosos testimonios, existen infinitas opciones de recreación.

Explica Iliana Bascomb,  directora de Patrimonio en Las Tunas, que funcionan 14 museos en los ocho municipios, los cuales realizan peñas, homenajes, jornadas, talleres de apreciación y creación, conferencias, concursos y presentaciones de libros que son lineamientos de trabajo de estas entidades expositivas.

“No se trata solamente de que tengan valores contemplativos-añadió- de montar una exposición importante desde el punto de vista cultural , sino que los recintos, con un concepto más contemporáneo, han adquirido valores de participación en la comunidad”.

Cada 18 de mayo, desde 1977, los museos celebran su Día. Esos centros tienen un contenido patriótico, por esa razón participan en todas las fiestas históricas, locales y conmemoraciones de la intelectualidad del lugar.

Bajo el lema: Museo para una sociedad sostenible, la dirección de Patrimonio en Las Tunas, mantiene relaciones con las organizaciones de masas y con el Ministerio de Educación. El hecho de que los niños conozcan y se relacionen con las figuras y piezas que aparecen en los museos es primordial.

Por eso ineludible el vínculo con la escuela para que los cubanos, desde pequeños se acostumbren a ir a esas instalaciones y conozcan, disfruten las opciones y variantes de recreación que brindan.

La Licenciada Iliana Bascomb, afirmó: “Queremos darle el sentido a la población de cómo estos espacios crean intereses y constituyen una opción de entretenimiento.

“Su dimensión no solo apunta al rescate y la promoción del patrimonio, sino a la creación de un extraordinario espacio de socialización en el mismo seno de la comunidad”, explicó la funcionaria.

Su labor cultural comunitaria ha posibilitado, en gran medida agrandar el acervo patrimonial y natural del país.

Artículos relacionados

Camilo, ¿solo sonrisa y sombrero?

Adialim López Morales

Festival de Cine de La Habana enfoca sus orígenes y hacia el futuro

Redacción Tiempo21

La Carta Magna, expresión de la justicia social de la Revolución

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


3 − dos =