Lecturas

El don de la maternidad

El don de la maternidadPara la inmensa mayoría de las mujeres, la maternidad es un don que, indudablemente, nos hace mejores personas en todos los sentidos de la palabra.

Luego del nacimiento de los niños no hay descanso.  Son diferentes etapas, difíciles casi todas, pero se disfrutan con extraordinario placer porque ya nada más importa, solo esa personita que ríe, llora, duerme y se alimenta gracias a nosotras.

Después vienen los primeros pasos y las palabras iniciales de un vocabulario que se enriquecerá cada día, y así, poco a poco, se establece entre madres e hijos un afecto inagotable que también se matiza a veces con una nalgada correctora o un fuerte regaño.

Somos incansables las madres y, curiosamente, hasta 15 ó más años después del parto dejan de gustarnos las mejores carnes, los dulces y otras golosinas que antes alegraban el paladar.  Pero, se disfruta más sabiéndolas en sus bocas.

La maternidad, maravillosa en todas sus aristas, es una responsabilidad de los 365 días de cada año y va más allá de la lactancia o de cambiar un pañal. Incluye juegos, canciones, artimañas para que se coman los alimentos y trucos para siempre encontrar la solución ideal a cada problema.

Aunque el almanaque y los intereses comerciales le regalen una jornada; constantemente se vive el placer inagotable de saberse acompañada de por vida.  Es un sentimiento que comienza cuando se saben dentro de una y que se concreta en el doloroso momento del parto y sus primeras lágrimas hasta crecerse en gestos, sonrisas, palabras y amor, mucho amor.

/mdn/

Artículos relacionados

Festival de Cine de La Habana enfoca sus orígenes y hacia el futuro

Redacción Tiempo21

La Carta Magna, expresión de la justicia social de la Revolución

Redacción Tiempo21

Fidel Castro, el comunicador que conocimos

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


tres + 6 =