Las Tunas, Cuba. Viernes 20 de Octubre de 2017
Home > El mundo > Aumentan delitos sexuales en fuerzas armadas de EE.UU.

Aumentan delitos sexuales en fuerzas armadas de EE.UU.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Los delitos sexuales constituyen hoy una de las principales preocupaciones del mando militar estadounidense, pues en el año fiscal 2014 se reportaron más de seis mil 100 denuncias de ataques de ese tipo, según datos oficiales, reporta Prensa Latina.

En su informe anual al Congreso, el Departamento de Defensa anunció que esa cifra significa un aumento de 11 por ciento respecto al año anterior y supera en 70 por ciento a los casos registrados en 2012, aunque la cantidad puede ser mayor porque hay muchas víctimas que no lo informan por temor a represalias de sus superiores.

Una encuesta publicada en diciembre pasado por la Corporación Rand, uno de los tanques pensantes con sede en esta capital, señalaban que alrededor de 20 mil integrantes de los servicios armados fueron atacados sexualmente en 2014.

La diferencia entre el número estimado de delitos de esta clase -sobre la base de pesquisas anónimas- y la cantidad de los que se reportan, es motivo de preocupación para funcionarios del Pentágono, congresistas, así como individuos e instituciones que defienden a las víctimas de esas acciones ilegales.

De acuerdo con el diario Stars and Stripes, especializado en temas castrenses, cerca de 25 por ciento de los uniformados que experimentaron contactos sexuales no deseados en 2014 lo reportaron a los responsables de luchar contra esas conductas.

El Departamento de Defensa anunció a mediados de abril de 2014 una revisión integral del sistema de justicia militar ante el aumento de las anomalías en las decisiones de los jefes castrenses sobre los delitos sexuales en las fuerzas armadas.

Cerca de una veintena de generales y almirantes fueron despedidos en años recientes de las fuerzas armadas estadounidense, 10 de ellos perdieron sus trabajos debido a indisciplinas relacionadas con su conducta sexual, otros por corrupción y adicción a las bebidas alcohólicas.

Uno de los ejemplos más connotados fue el del brigadier general Jeffrey Sinclair, a quien el Ejército acusó en 2012 de sodomia forzosa, conducta sexual impropia, relaciones inadecuadas con los subordinados, y otras actitudes que desacreditan la institución militar.

Al general también se le imputaron cargos de posesión de pornografía y abuso de bebidas alcohólicas en su puesto de trabajo, por lo que enfrentará próximamente una corte marcial.

/edc/

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


+ siete = 15