Las Tunas, Cuba. Martes 24 de Octubre de 2017
Home > Cultura > A tiempo con la danza en el legado de la cultura francohaitiana y caribeña

A tiempo con la danza en el legado de la cultura francohaitiana y caribeña

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
La ciudad de Las Tunas vive bajo el hechizo de la danza y la cultura francohaitiana. (Tiempo21/Foto: Angeluis)

La ciudad de Las Tunas vive bajo el hechizo de la danza y la cultura francohaitiana. (Tiempo21/Foto: Angeluis)

Las Tunas.- Con una  representación de las obras y cantos folclóricos que identifican la estética del grupo Onilé, comenzó  la XV jornada A Tiempo con la danza, dedicada a los 20 años de la creación de esa compañía de danza, que preserva las tradiciones de la cultura franco- haitiana y caribeña, de la oriental provincia de Las Tunas.

El inicio del evento estuvo marcado en el espacio Tres columnas, del centro histórico de esta ciudad, con la interpretación y desempeño escénico de El Nengón y El Papelón entre los números protagonizados, como parte de la apertura de este encuentro que preserva y promociona la obra de de los grupos gestores de la danza folclórica.

Raíces franco-haitianas, resultará hoy un espacio de lujo para homenajear los orígenes de Onilé, que bajo la dirección de Lidia Josefina Taylor entrega la cultura legada a esta tierras por los afrodescendientes del Caribe y de África asentados en la localidad, un grupo folclórico exponente del acervo cultural del territorio en sus dos expresiones: la danza y la música.

El deseo y el talento natural cobran vida en el lenguaje y fuerza escénica de  esta compañía, que la hace diferente entre sus tumbadoras y la pasión por el baile, en coreografías que destacan mitos y costumbres de los negros esclavos, como el alza de una mesa por un bailarín con los dientes.

Su perfil se extiende además a la tradición campesina de la zona, y a la fuerte presencia además de ritmos como la rumba, que impregnan  su espacio habitual en esta urbe, el Cabildo San Pedro de Lucumí, donde  cobran vida además las deidades del panteón Yoruba.

A palo limpio, El poder del mar y de la tierra, Los Brujos, Las Raíces, Noche Cubana, Lamento Esclavo y el bien conocido A palo limpio forman parte de sus montajes escénicos con distintas estéticas en las cuales se funden costumbres y religiones de la cultura franco-haitiana para hacer del folclore un arte que enriquece el espíritu, con influjos en las nuevas generaciones de descendientes en el legado histórico de los ancestros como parte de la cultura del Caribe.

Invitada a confrontaciones internacionales de su tipo realizadas en Cuba, como los Festivales de Cultura Africana de Trinidad, y el Festival del Caribe, en Santiago de Cuba, Onilé compartirá sus jornadas hasta el venidero 24 de abril con invitados especiales como el Ballet Folclórico Babul, de Guantánamo y la compañía Ocho Puam Yrawó, de Ciego de Ávila, que entregarán sus influencias culturales en espectáculos como A D Livintun  y African Love, el espacio Rumba abierta y en las intervenciones comunitarias.

La danza floclórica hechizará por estos días a Las Tunas mediante disímiles grupos portadores de la cultura franco-haitiana y caribeñas en Cuba, una Isla que cuenta con 28 grupos profesionales de su tipo diseminados por la geografía.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yami Montoya

Editora. Periodista, Máster en Ciencias de la Comunicación, profesora universitaria. Es amante de la paz, del amor y la familia y se siente orgullosa de su país. Su mayor tesoro es su hija Amanda y le hace feliz un Quijote, los amigos, la poesía y la música. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba y ha sido premiada en varios concursos. yamileym@enet.cu

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


+ nueve = 11