Gente

Caridad Borges, la heroína de la mocha

Caridad Borges, la heroína de la mocha.
Caridad Borges, la heroína de la mocha.

Las Tunas.- Cuando en junio del año 1938 nació aquella niña en un humilde bohío en El Dátil, un barrio rural del actual municipio tunero de Jobabo, nadie imaginó que a fuerza de voluntad y tesón llegaría a ser una distinguida dama de la mocha, digna de orgullo y admiración.

Quizás fue por venir al mundo en medio de una colonia, pero con el tiempo Caridad Borges González se convirtió en la primera mujer que ganó el Título de Héroe del trabajo de la República de Cuba, en 1984, distinción que honra su abnegado desempeño como cortadora de caña.

“Recuerdo que me la puso el Comandante Fidel Castro, me emocioné tanto que viré y le dí otro beso, es una cosa que no se le olvida a uno nunca”.

Desde que triunfó la Revolución se incorporó al trabajo agrícola, primero en los contingentes femeninos y luego en el año 1976 entró a una brigada millonaria integrada por hombres “yo era la única mujer y me mantuve 10 años picando caña con el compromiso de cumplir todos los años”.

Comenta que a veces se dice que una mujer no pica más caña que un hombre “la mujer lo que se propone lo hace, si le tiene amor a lo que hace,  lo cumple”.

Bien temprano en la mañana esta mujer se iba en un tractor, al regreso, si le quedaba un montecito de caña por terminar no podía porque se le iba el tractor “conseguí un caballito, que un día hasta me tumbó, y desde entonces me quedaba, ya no dependía del tractor y así podía irme mas tarde”.

Con orgullo de machetera proclama que llegó a picar 100 mil arrobas de caña en una contienda “lo mío era con amor, yo le tenía amor a mi trabajo y me sentía feliz en mi trabajo”.

A los quince años se casó con quien lleva seis décadas de unión conyugal y siempre buscó tiempo para atender su hogar “yo tenía mis hijos y de noche hacía las cosas, los domingos era el día de lavar, también cumplía con la Federación de Mujeres Cubanas y los Comités de Defensa de la Revolución, todo lo que estuviera a mi alcance lo atendía”.

La añoranza asoma a sus ojos cuando confiesa “todavía quisiera ir a trabajar a la estancia, al conuco, pero no puedo, en mi casa todavía lucho y hago lo que tenga que hacer, yo me siento feliz”.

A los 77 años de edad Caridad Borges González, la machetera que conquistó el Título de Héroe del Trabajo de la República de Cuba a golpe de mocha en los campos de la provincia de Las Tunas, vive feliz en su hogar rodeada del cariño de sus seis hijos, nietos y demás integrantes de la familia, para quienes es ejemplo de consagración.

/edc/

Artículos relacionados

Adalid de ideas multiplicadas

Roger Aguilera

Zabala, confesiones de un comparsero

Leydiana Leyva Romero

Metodio y la radio, un binomio singular

Adialim López Morales

Enviar Comentario


1 + uno =